Secciones   /   Planeta

Cultivos de café se vinculan con la conservación de aves

JUN, 18, 2019 |

TRABAJO. El proyecto busca aumentar la fauna de la zona con especies nativas e incrementar un mercado cafetalero. (Foto: Fundación Jocotoco)

En Palanda, una ciudad pequeña de Zamora Chinchipe, considerada una de las zonas de mayor relevancia para las aves migratorias, las 190 familias que allí habitan y que están agrupadas en la Asociación de Productores Ecológicos de Altura (Apecap), han emprendido prácticas productivas sostenibles.

Los miembros de la Apecap han sido capacitados en el manejo de los suelos durante los últimos dos años por la Fundación Jocotoco. El objetivo es contribuir a la protección de las especies voladoras y conservar sus plantas nativas.

En esta región, los cultivos de granos de café arábigos son muy importantes y han ido reemplazando el hábitat de diversos animales y plantas, y es fundamental restaurarlo.

Conjuntamente con Jocotoco, American Bird Conservancy y U.S. Fish and Wildlife, emprendieron un plan de reforestación con los 10.000 árboles de 16 especies nativas (laurel, caoba, cítricos, aguacate, guato, guabillo, cedro, guallacehe, bambú, yarazo, oalma, aguacatillo, romerillo y pico pico) que les donaron para que tuvieran fuentes de ingresos diversos y proveyeran un ambiente apto para las aves migratorias.


Investigación compartida
La Fundación Jocotoco informó que en el proyecto de investigación, identificación y monitoreo de aves, en lo que se denomina ciencia ciudadana, se involucró a los productores de café de la zona para recopilar datos relevantes de las aves.

Este trabajo les ha permitido conocer que de las 23 especies de aves migratorias que llegan desde América del Norte huyendo del invierno, nueve se encuentran en Palanda, entre ellas la Reinita Cerúlea (Setophaga cerulea), o la Reinita Collareja (Wilsonia canadensis), ejemplares que están amenazados. (CM)
 

Más Noticias De Planeta

El suero de leche: amenaza contaminante para los ríos

Martes, 01 de octubre de 2019 | | La mejor opción no es desecharlo en los afluentes hídricos. Hay que buscar otras alternativas.