Día Mundial del Refugiado

JUN, 20, 2019 | 00:45 - Por La Hora Diario

Abandonan sus familias, sus amigos y trabajos, sus escuelas y sus países huyendo de la violencia, las injusticias, los conflictos sociales y políticos, la persecución y las guerras, y de formas abiertas o enmascaradas de opresión. Cada dos segundos una persona se ve forzada a desplazarse por estos motivos. Esta tragedia humanitaria tiene como protagonistas, a nivel mundial, a más de 43 millones de personas desplazadas por la violencia. 

Ecuador tiene el mayor número de refugiados del continente, según Acnur.  En los últimos 30 años, otorgó refugio a 67.581 personas de 70 países. Este estatus migratorio tradicionalmente se ha concedido a colombianos en un 97,49%. El 60% de ellos viven en zonas urbanas del país y alrededor del 70% son mujeres, niños, niñas y adolescentes.

Desde el 2018 la crisis migratoria de Venezuela ha incrementado sustancialmente las solicitudes de amparo, en cualquiera de sus modalidades, de ciudadanos de ese hermano país. Se registran 4.000 solicitudes de refugio aceptadas a trámite en Cancillería, bajo las normas de la Ley Orgánica de Movilidad Humana; sin embargo, se estima que en Ecuador hay 300.000 venezolanos, pero esta cifra llegará a 500.000 al cierre de 2019.

Hemos tenido oleadas migratorias de peruanos, cubanos, africanos, asiáticos y ahora venezolanos. Sus historias nos retratan las duras realidades que han tenido que afrontar con riesgo de sus vidas y las de sus seres queridos. Su inserción en otras culturas y realidades configuran grandes traumas e incertidumbres. Cada uno solo pide abrigo, solidaridad y comprensión, al igual que los muchos compatriotas que  años atrás tuvieron que emigrar.  

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La encrucijada nacional

00:15 | | Los economistas se rompen la cabeza, mientras los aficionados ofrecen todo tipo de soluciones – unas creativas, otras trilladas; muchas populistas.

El Estado doblegado

00:10 | | Los ecuatorianos solemos avanzar cien pasos para luego retroceder noventa y nueve.

Ciegos

00:05 | | Los ilustradores otomanos que están a órdenes del sultán turco, en ‘Me llamo rojo’, de Orhan Pamuk, son activistas políticos, pues sus trazos, colores y formas preservan la tradición pictórica oriental y lo que dictan los preceptos religiosos de no hacer idolatría.