Secciones   /   Farándula

Vertigo, una de las líneas de DC, será ahora Black Label

JUN, 29, 2019 |

CASA. Vertigo ha sido el hogar de grandes personajes del cómic y no necesariamente superhéroes, sino ‘eternos’, demonios, proscritos, dioses...

DAVID ALMEIDA GARCÍA
El fin de semana anterior, DC Comics anunció que su filial, Vertigo, el mítico sello detrás de historietas adultas como ‘Watchmen’, ‘V de Vendetta’, ‘Predicador’ o ‘Hellblazer’ (protagonizada por John Constantine), cerrará a finales de este año. Aunque exactamente no se trata de un cierre, pues pasará a llamarse Black Label en lo que será una estrategia empresarial, lo cierto es que muchos fanáticos se han puesto tristes con la noticia.

Pero era algo que se veía venir desde hace años. Para empezar, DC limitó el presupuesto a Vertigo y, en diciembre de 2012, Karen Berger, quien era considerada la madre de esta firma, anunció su salida, la que se dio finalmente en marzo de 2013.

En ese tiempo, la salida de Berger causó indignación en guionistas y dibujantes muy cotizados, como los escritores Alan Moore, Neil Gaiman, Grant Morrison o Peter Milligan. Una de las razones para que la editora en jefe dejara Vertigo era su oposición a que grandes personajes, como John Constantine (interpretado en el cine por Keanu Reeves), pasen a ser parte de DC en ‘Los nuevos 52’, que empezó en 2011. 

Berger era conocida por su ‘ojo clínico’ para apostar por autores desconocidos y cambiar el panorama del cómic durante las décadas de 1980 y 1990, con series aclamadas y grandes colecciones de personajes, como ‘La Cosa del Pántano’ (Moore), ‘The Sandman’ (Gaiman), ‘Hellblazer’ (Steve Bizette) o ‘American Vampire’ (Scott Snyder), solo por mencionar unos pocos. 

DAMA. Karen Berger es una cazadora de talentos, pues descubrió a grandes autores del ‘noveno arte’.

¿Por dónde va la estrategia?
DC ha señalado que esta decisión se debe a un cambio de política en sus lanzamientos. En otras palabras, a partir de 2020 todos sus cómics se en-globarán dentro de tres etiquetas específicas por edad: DC Kids (entre 8 y 12 años), DC (más de 13 años) y DC Black Label (a partir de 17 años).

De esa manera, esas tres categorías absorberán todo el contenido de la marca y se publicará sobre personajes e historias que evolucionan y maduran junto con la conciencia y la sensibilidad de los lectores de DC. Y la primera víctima de esta decisión es Vertigo. 

EL DATO
Entre los escritores que descubrió Karen Berger, además de los ya mencionados, tenemos a Garth Ennis, Steve Dillon, Brian Azzarello, Eduardo Risso, Chris Robertson y Mike Allred. 
Por otra parte, con la nueva fragmentación, que estrenará un sistema de clasificación por edades, todos aquellos libros que se publiquen en 2019 bajo las impresiones de DC Zoom y DC Ink, serán asignadas en los segmentos de grado medio y adulto joven, en ese orden. Es decir, que recibirán la etiqueta de DC Kids y DC.

Dan DiDio, editor de DC, ha declarado que “regresamos a una presentación singular de la marca DC que estuvo presente en la mayor parte de nuestra historia hasta 1993, cuando lanzamos Vertigo para proporcionar una salida para el material más avanzado”.

También ha querido dejar claro cuál es el objetivo de este cambio de política. “Ese tipo de material es ahora el estándar en todos los géneros, por lo que pensamos que era el momento adecuado para brindar mayor claridad a la marca DC y reforzar nuestro compromiso de contar historias para todos nuestros fanáticos en todas las edades”.

El tiempo y las aguas dirán qué le depara el futuro a DC Comics y su nueva política. Esperamos que le vaya bien, pues los contenidos y los personajes que han nacido en Vertigo tienen mucho potencial. 

AUTORES. En esta imagen aparecen Warren Ellis, Grant Morrison, Alan Moore, Neil Gaiman y Garth Ennis, algunos de los mejores guionistas.

Cazadora de talentos
°   Karen Berger acababa de salir de la universidad, no tenía ni idea de las historietas y ya tenía su primer trabajo como asistente editorial en DC Comics. Bajo la tutela de Paul Levitz, empezó a laborar con Len Wein editando historias que viraban hacia un público más adulto. 

Esto incluía hacerse con el control de un pequeño título de un desconocido británico llamado Alan Moore: ‘La Cosa del pantano’. En el cómic, el autor hizo lo que mejor sabía: deconstruir un héroe y reconvertirle en uno con la naturaleza. Un monumental cómic que se convertiría en una de tantas obras maestras del escritor con pinta de misántropo, editadas en colaboración de Berger y de Wein.

Después vino ‘Watchmen’, esta vez con los héroes de Charlton Comics cuyos derechos había adquirido DC poco tiempo atrás (mediados de los 80’). La influencia de esta obra es innegable y supuso un nuevo modo de ver a los superhéroes recibiendo una adaptación cinematográfica en 2009 y que este año tendrá su serie en HBO.

Durante su breve encuentro con Neil Gaiman, este escritor también británico, le vendió la idea para otra de las series fundamentales de Vertigo: ‘The Sandman’, del cual salió una década después un ‘spin off’ titulado ‘Lucifer’ (que cuenta con una adaptación en Netflix).

Después Berger descubriría a otro gran guionista de cómics, Grant Morrison, quien relanzaría ‘Doom Patrol’ y la transformaría para siempre en la versión ‘surreal’ y ‘metaficticia’ de la que tanto bebe la serie de televisión, que está disponible también en Netflix. 

Cómics de Vertigo
Algunos de los mejores títulos

° ‘Watchmen’
° ‘Predicador’ (‘Preacher’)
° ‘The Sandman’
°‘Hellblazer’
° ‘La Cosa del Pantano’
° ‘V de Vendetta’
° ‘The Last Man’
° ‘Trnasmetropolitan’
° ‘Fables’
°‘Deadenders’
°‘Enigma’
° ‘We3’
° ‘100 Bullets’
° ‘The Invisibles’