Marlon ‘Chito’ Vera es embajador de la tercera edición de la Feria Interactiva de Deportes

JUL, 18, 2019 |

UFC. El manabita está a una pelea de entrar en el ‘Top 15’ de su categoría.

“Mi nombre es Marlon Andrés, y cuando yo era pequeño me presentaba como -Andrechito-”, es así como nació el seudónimo o apodo con el que ahora el manabita de 26 años, quien siempre soñó con dedicarse al surf, se identifica para cada combate en la UFC, donde pelea en la categoría de peso gallo desde 2017. 

Marlon Vera  nació el 2 de diciembre de 1992 en Chone (Manabí), pero las artes marciales le tenían preparado un camino distinto y distante de su país natal. ‘Chito’ lleva cerca de tres años viviendo en Estados Unidos y es el único representante ecuatoriano en el torneo de artes marciales mixtas más importante a nivel mundial, pese a que no es precisamente su deporte favorito. “Cuando tenía 13 años empecé a surfear y puedo decir que es el único deporte que me gusta, de hecho me gusta más que las peleas, pero no era tan bueno ahí como para ser profesional y por eso seguí en las artes marciales mixtas”. 

Marlon empezó a labrar su camino en el mundo de las peleas desde muy niño. Comenzó con peleas callejeras, pero se dio cuenta lo duro que era, pues –le tocó ser clavo y martillo- hasta que a los 16 años se inscribió en una academia de jiu jitsu en Guayaquil, no precisamente porque gustaba de esta disciplina, sino porque buscaba perfeccionar su técnica y alcanzar cosas más grandes. “Fui con una visión y desde entonces no he parado”.  

Marlon confesó que no fue el mejor alumno, de hecho no le gustaba hacer deberes ni estudiar, en su lugar se reunía con sus amigos, pero siempre hubo esa voz interna que le decía: “busca una pelea”. 
 

Superó sus obstáculos con visión
El principal obstáculo con el que Marlon se encontró no fue irse a otro país o dejar a su familia, fue darse cuenta que en Ecuador no podía crecer más deportivamente y que si quería cumplir su sueño de ser profesional y llegar a la UFC tenía que salir del país. “Esto no sólo se nota en las peleas también en el fútbol, que es el mejor deporte acá. Todos los futbolistas que salen son unos ‘monstruos’. Si miramos al Valencia de El Nacional y vemos al de ahora, es algo que no consigues aquí y todo pasa por un tema de infraestructura, la preparación, las terapias, los entrenadores, todo es un conjunto.
 

De prueba a la a realidad
“Me llamaron y me dijeron que me consideraron para un plan de desarrollo, no significaba que ya estaba en la UFC. Fuimos más de 30 latinos y contrataron a 10, era una prueba más pero fue increíble darme cuenta que estaba ahí, que estaba en Estados Unidos y que si me iba bien podía quedarme en el mejor equipo del mundo”. 

‘Chito’ viajó, la primera vez, en 2014 y pasó alrededor de ocho meses en Estados Unidos, pero un error lo hizo volver a Ecuador. “Perdí peleas por regresarme al país, pero tuve la oportunidad de volver y ahí me quedé un año, gané mi primera pelea en Australia con lo que pude hacer un poco de dinero y traje a mi familia, ahora llevamos tres años viviendo en California”. 
 

“No quisiera que mi hijo siga mis pasos”
Marlon es, hoy por hoy, el único representante ecuatoriano en la UFC y pese a que disfruta mucho su carrera confiesa que a veces dice que es el peor deporte que existe, partiendo de la parte económica y los riesgos que significa a nivel de salud. Había una época en la que ganaba $500 dólares por pelea y si tenía, con suerte, tres al año igual no le alcanzaba ni para un arriendo. Además, corre el riesgo de sufrir una lesión durante una pelea o un entrenamiento y que su carrera se acabe. “Hay que estar un poco loco para meterte a esto y lograrlo, pero el que quiere que lo haga, nunca le voy a decir a nadie que no practique esta disciplina, pero por lo menos yo haría todo para que mi hijo se vaya por otro deporte”. 
 

Es como un videojuego
Antes de entrar al octágono, su esposa e hijos le desean lo mejor y encomiendan a Dios su pelea, pero cuando se cierra la jaula ‘Chito’ deja de sentir y de pensar en el exterior y se enfoca en su contrincante. “A mi me gusta ganar, se vuelve como una adicción. Soy buen perdedor, pero el sentir que te levanten el brazo es como pasar el nivel de un videojuego, al principio pierdes y cuando ya logras ganar es un como un paso más en tu carrera”. 


El corazón es lo más importante
‘Chito’ tiene varios tatuajes en su cuerpo entre ellos: un gorila, nombres de sus hijos, el anillo de matrimonio y en su mano izquierda sobresale un corazón. “El corazón es lo más importante en la vida. Si no le pones corazón y ‘huevos’ a la vida no vas a lograr nada. Pero no creo que me hubiesen quedado bien un par de huevos en el tatuaje”.
 

No tengo inclinación por la música pero sí por la comida
“Si voy a comer algo malo me gusta la pizza, hamburguesas y en Ecuador me encanta el viche de pescado pero es malo para mi”. Pero la comida es la parte que menos extraña Marlon, su familia es lo más importante pero no se arrepiente haber salido del país para seguir su sueño. Y su objetivo más grande es ser campeón mundial, con eso –sellaría su carrera-. (MP)

FRASE

A veces siento que si no hubiese salido de Ecuador, no estaría donde estoy”. Marlon Vera Peleador UFC

Más Noticias De Deportes

Lima abre ahora los Parapanamericanos

| Tras la fiesta de los Panamericanos, Lima inaugura este viernes los VI Juegos Parapanamericanos, que contarán con unos 1.900 competidores y otorgarán boletos en 13 deportes para los Juegos Paralímpicos Tokio-2020.

River vence a Cerro en ida de cuartos de final de la Libertadores

| El argentino River Plate derrotó al paraguayo Cerro Porteño por 2-0 (parcial 1-0) en uno de los partidos de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2019 jugado ayer en el estadio Monumental en Buenos Aires.