Secciones   /   Farándula

Con ‘Había una vez en… Hollywood’ Tarantino vuelve a cambiar la historia

AGO, 19, 2019 |

DAVID ALMEIDA GARCÍA

Al igual que con ‘Bastardos sin gloria’ (‘Inglourious Basterds’, 2009), Quentin Tarantino vuelve a cambiar magistralmente los verdaderos hechos reales y nos deleita con una historia ficticia basada en acontecimientos registrados en la vida real. 

‘Había una vez en… Hollywood’ (‘Once Upon a Time in... Hollywood’) es la novena película del inquieto cineasta estadounidense y para esta ocasión se distancia por primera vez de Harvey Weinstein, el polémico y laureado productor, quien ha estado envuelto en escándalos de acoso sexual a estrellas femeninas del cine, y que son parte del movimiento denominado ‘#MeToo’. 

La cinta está ambientada en el Hollywood de 1969, un año triste marcado por una tragedia que conmovió al mundo entero, tras el horrendo asesinato de cinco personas, entre ellas una embarazada actriz Sharon Tate, esposa del director polaco Roman Polanski, a manos de unos inadaptados seguidores de la secta satánica de Charles Manson, ocurrida la medianoche del 9 de agosto, de hace 50 años. 

114,4
 millones de dólares ha recaudado esta película en sus cuatro semanas de cartelera en EE.UU. 
La película

Cuenta con las participaciones estelares de Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, acompañados de estrellas de lujo. Muchos de ellos aparecen en destacados ‘cameos’, como Al Pacino, Kurt Russell, Bruce Dern, Timothy Olyphant, Dakota Fanning, Damian Lewis, Luke Perry… entre otros.


Narra cómo la estrella de un ‘western’ televisivo, Rick Dalton (DiCaprio), intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble (Pitt). La vida de Dalton está ligada completamente a Hollywood y es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Robbie), quien acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski.

Este largometraje está lleno de momentos brillantes, unos controversiales, como, por ejemplo, lo que a muchos les parece la ridiculización de la estrella de artes marciales Bruce Lee, mostrado como un fanfarrón ególatra y sobrevalorado. 

Y bueno, todas las películas de Tarantino son muy retóricas y con geniales diálogos con lenguaje vulgar. Una marca registrada en el autor de cintas como ‘Pulp Fiction’ o ‘Kill Bill’. 
 

PROMOCIONES. El director Quentin Tarantino y la actriz Margot Robbie y sus declaraciones ante los medios.

Técnicamente esta cinta es perfecta, pues la ambientación es tan maravillosa y nos ubica en 1969, algo que se nota hasta en el mínimo detalle, y en este apartado resaltamos las canciones elegidas por el director, como ‘Hush’ (Deep Purple), ‘Son of a Lovin Man’ (Buchanan Brothers’), ‘Keep Me Hanging On’ (Vanilla Fudge), ‘Mrs. Robinson’ (Simon & Garfunkel), ‘Bring a Little Lovin’ (David Wild), ‘The Circle Game’ (Buffy Sainte-Marie), por mencionar algunas. En total son 34 “singles”. 

Tarantino también recorre magistralmente algunos géneros cinematográficos con esta historia. Para él no resulta difícil combinar el humor y el drama en la misma escena, pero también nos lleva por la acción, la violencia ‘gore’, el suspenso y el terror.

En la secuencia en la que el personaje de Pitt ingresa en un rancho viejo ocupado por ‘hippies’, es suspenso en estado duro y puro. Muy bien conseguido y pocas veces logrado por directores que, se supone, son expertos en la materia. 

El Dato
Esta es la última película póstuma de Luke Perry, quien murió tras sufrir un derrame cerebral el 4 de marzo de 2019. La persona real a quien interpreta, Wayne Maunder, había muerto en 2018.

Otro gran logro es el conseguido por los tres actores principales. DiCaprio irradia presencia y momentos de genial locura que nos envuelven. Robbie es simplemente maravillosa y muy hermosa. Ilumina la pantalla con su presencia. Y Pitt nos encanta por su carisma y su participación cambia todo en los momentos claves de la película. Para nosotros es el mejor elenco y consigue un balance interesante. ¡Por Dios!, ya es hora de que se lleve un Óscar. Se lo merece.





Un final feliz

Tarantino es un experto en el cine de evasión y ‘Había una vez en… Hollywood’ es entretenimiento total, con las singularidades de su autor. Y es por eso que se ha tomado licencias notables para contarnos algo que sucedió y que no sucedió. 

No vamos a contar cómo acaba la película, porque queremos que la disfrute como nosotros. Lo que sí le podemos decir, es que hay un homenaje especial a quien nos fue arrebatada brutalmente. Tarantino, como un niño, antepone el ¿qué hubiera sucedido si…? Aquí pesa la emoción antes que la verdad y eso se agradece. La historia real es trágica, pero esta cinta nos conmueve con algo tan simple. Vean la película, se la recomendamos.