Secciones   /   Variedades

El pueblo del cacao y del chocolate

OCT, 04, 2019 |

ENSEÑANZA. El cacao fino de aroma es la especialidad en este sector amazónico. (Foto: Santa Rita, la ruta del cacao)

Archidona y Tena, cantones de Napo, se han unido en la ‘Ruta del cacao’, un proyecto que permite a los turistas vivir experiencias a través actividades en las comunidades, disfrutar de atractivos naturales y acercarse a los emprendimientos de sus pobladores.

Una de las comunidades vinculadas a esta ruta es Santa Rita, que se asienta a 7 kilómetros de  Archidona. Es una pequeña comunidad de gente trabajadora, que se dedica a la producción del cacao fino de aroma, y donde se ofertan rutas para conocer de cerca su producción, así como la elaboración del chocolate artesanal, considerado como el ‘alimento de los dioses’.

La comunidad kichwa amazónica, que vive en medio de la selva y que está bañada por pequeños ríos, se ha organizado para recibir al turista y ofrecerle paquetes completos, en los que se incluyen alimentación, senderismo e intervención en el proceso de la elaboración del chocolate.
 

Un día de experiencias
En Santa Rita se ha levantado lo que sus habitantes llaman la Casa del chocolate, hasta donde llegan los visitantes para adentrarse en el mundo del cacao y conocer sus procesos.

Antes de ir a este punto, disfrutan de la comunidad y de la naturaleza. Las mujeres, las encargadas de alimentar al turista, muestran cómo elaboran el alimento e incluso los visitantes se involucran en la preparación, como en la del maito de pescado.

El recorrido incluye la visita a las chakras. Se camina entre una vegetación espesa -que obliga a usar machete para abrir camino-, puentes elaborados con material del lugar y atravesar pequeños ríos hasta llegar donde crecen las mazorcas de cacao, junto a yuca, café, papa china y otros productos.

En esos recorridos se hacen paradas en puntos donde existen petroglifos, figuras talladas en piedra que, según cuentan los habitantes de Santa Rita, tienen 1.300 años.

En las chakras es posible cosechar, si hay la oportunidad, y luego se emprende el retorno a la Casa del cacao, para alimentarse y participar en la preparación del chocolate, bajo la conducción de los guías.
 

De regreso
Al terminar el día de actividades en Santa Rita se retorna a Archidona, donde se encuentra hospedaje en hostales, hoteles y hosterías, dependiendo de las necesidades y las posibilidades del visitante. Los costos van desde los $15.

Desde ahí se emprende viajes a otros sitios, como las cavernas de Jumandy, una parada obligatoria. El ingreso permite disfrutar de aguas subterráneas, conocer las estalactitas y estalagmitas, aventurarse a cruzar estrechos pasadizos y escuchar historias de su origen. 

Al salir de esas cuevas, la diversión continúa en el complejo turístico que tiene toboganes, piscina de agua natural y espacios deportivos.

Otra recomendación es el Gran Cañón. En el kilómetro 10 de la vía a Baeza está el camino de ingreso a la comunidad de Mondayacu, donde reciben al turista con chicha de chonta o té de guayusa. Desde ahí inicia la caminata, acompañados de un guía, hacia el Gran Cañón.

Esta actividad lleva por senderos con gran vegetación, chorreras y riachuelos, hasta llegar al punto, que se distingue por las aguas cristalinas del río Jondachi. En la base de la cascada se forma una laguna donde se toma un refrescante baño después de la larga caminata. (CM)

Turismo
Viaje a Archidona

° Desde Quito se toma la ruta: Pifo, Papallacta y Baeza, hasta llegar a Archidona.

° Desde Ambato se accede por la vía Baños, Puyo, Tena y Archidona.