Secciones   /   Variedades

Limoncocha, paisaje y aventura en la selva

OCT, 30, 2019 |

DISFRUTE. La laguna de Limoncocha es recorrida en bote por los turistas.

Limoncocha, parroquia del cantón Shushufindi (Sucumbíos), es el mejor lugar de la Amazonía para mantener contacto con la naturaleza y aprender de sus pueblos. Las caminatas, recorridos por el río y la laguna y el aviturismo, son algunas de las actividades que ofertan los guías locales. Para los aventureros, las opciones son los deportes extremos en tierra y agua.

En un viaje de siete horas, aproximadamente, saliendo desde Quito, pasando por Papallacta, Baeza, El Chaco, Lumbaqui, Nueva Loja, La Joya de los Sachas y Shushufindi, se llega a Limoncocha. Es un trayecto que vale la pena porque se disfruta de todo cuanto se encuentra al paso. Son lugares que tienen mucho para ofrecer. Al llegar a Shushufindi, si no se es parte de un tour previamente contratado, el visitante puede utilizar taxis-camioneta para llegar a Limoncocha. Mientras que desde Francisco de Orellana está la opción de navegar por el río Napo, por tres horas, aproximadamente, hasta llegar a Pompeya, un poblado cercano a Limoncocha.

VIDA. Los monos son algunos de los animales que se dejan ver en la zona.

Involucrarse con la naturaleza
Limoncocha, ubicada al norte de la Amazonía, en la frontera con Colombia, está muy cerca a la laguna y forma parte de la reserva ecológica que lleva el mismo nombre. Los habitantes de la parroquia se han organizado para ofrecer hospedaje, alimentación y guianza.

En los días de estadía se conoce el bosque, sus secretos, las plantas medicinales, los centenarios y gigantes árboles de ceibo, y otras especies maderables muy apetecidas. También la fauna más pequeña al ojo del hombre, así como traviesos monos ardillas, aulladores o lanudos, que saltan de árbol en 
árbol.

Aparecen cientos o miles de hormigas cargando pedazos de hojas, palos caminantes (insectos) que se camuflan en los troncos de árboles, cien o mil pies, arañas y sus telas grandes.

Cada cierto tiempo se hacen paradas obligatorias en medio del bosque. El guía encuentra especies vegetales medicinales, unas son usadas como anestesia natural para aplacar las picaduras de insectos, otras para infecciones o dolores. 
A pesar del calor, debido a que la temperatura oscila entre los 24 y 30 ºC, los turistas disfrutan de la belleza, los sonidos e incluso de los sabores de la vegetación; hay hojas, frutos y raíces que son comestibles.

Conozca. En medio del bosque existen árboles gigantes y centenarios.

La mágica laguna
Uno de los atractivos naturales más extraordinarios es la laguna de Limoncocha. Es un sitio apto para la observación de aves como papagayos, águilas arpías, gallinazos, colibríes y tucanes. También se distinguen a las tortugas charapas.

Aquí se han identificado 33 especies de peces, la mayoría forman parte de la dieta de las poblaciones que se asientan a su alrededor. Pero el que más causa curiosidad entre los turistas es la piraña, que también se encuentra en esas aguas.

Los paseos nocturnos en la laguna son ideales para admirar al caimán negro, reptil que aprovecha la oscuridad para alimentarse de peces y aves. En el día descansa y se refugia en los pantanos y mangles que se adentran en el bosque. (CM) 

Sitios turísticos
° En Limoncocha hay varios senderos y lugares recomendados para recorrer. Entre ellos el río Capucuy, para disfrutar de la flora y la fauna en estado natural, y observar especies de loras y guacamayos.

El sendero etnobotánico El Caimán está al sureste de la laguna, con una extensión de 2 km que permite conocer la vegetación de un bosque secundario maduro.

También es posible navegar por el río Napo, observar la naturaleza, disfrutar de sus islas y playas, lugares que ofrecen múltiples recursos para la recreación.