Biblián, el paraíso de Cañar

NOV, 01, 2019 |

PANORAMA. Biblián vista desde la cima del cerro Zhalao. (Foto: Flickr/diego tirira)

Ecuador tiene verdaderos paraísos para visitar, uno de ellos es Biblián, cantón de Cañar, con gente amable y trabajadora. Está a siete horas de Quito, a cuatro de Machala y a siete minutos de Azogues. 

Es una ciudad tranquila y en crecimiento. Al transitar por sus calles, se observan algunas casas coloniales que realzan la hermosura de la localidad.

El Santuario de la Virgen del Rocío es uno de sus mayores atractivos. Fue edificado incrustado, una parte, en la escarpada colina del Zhalao, al este de Biblián.

A esta estructura religiosa llegan cientos de turistas cada semana para encomendarse a su patrona, de paso, admiran la obra arquitetónica, que está rodeada de un pequeño bosque y de huertos. Su estilo gótico, los arcos, los grandes ventanales, los portales y las paredes de roca viva le valieron el reconocimiento de Patrimonio Cultural del Estado. 
 

Entre artesanías e historia
Los artesanos de Biblián se destacan por su creatividad y esfuerzo. Siguen confeccionando sombreros de paja toquilla que son exportados a Europa y Estados Unidos. Varios de estos son exhibidos y vendidos en el local de la Cooperativa Padre Rafael González Bibilak, a la que pertenecen unas 70 artesanas.

En el sitio, las mujeres, mientras tejen, cuentan a los visitantes el proceso para trabajar la paja toquilla. Anunciaron que van a enviar 300 sombreros de color tabaco a varios países del mundo.

EL DATO
En este cantón puede degustar fritada, sancocho, cascaritas acompañadas de mote, tortillas, habas, y más delicias.
Otro sitio recomendado es el Obelisco de Héroes de Verdeloma, ubicado en la comunidad del mismo nombre, perteneciente a la parroquia Nazón.

Este lugar es importante en la historia de Biblián y del sur del país. En 1920 se enfrentaron allí el ejército realista y un grupo de patriotas que consiguieron la libertad del Austro.

Pero además, como el obelisco se levanta en la parte más alta de Verdeloma, es también un mirador natural que alegra la vista al mirar de lejos a las poblaciones de Nazón y Biblián.

La Granja de Burgay, ubicada en la parroquia Jerusalén, a 11km del centro cantonal de Biblián, constituye un destino ideal para la práctica de ciclismo de montaña, cabalgata, caminata, interacción con animales, convivencia con la comunidad y observación de aves. (PT)