Secciones   /   Variedades

La ropa interior contribuye a realzar la figura

NOV, 20, 2019 |

COMODIDAD. El corte, la tela, los encajes, sumados a las copas y los realces, hacen lucir un busto firme.

Mejorar el cuerpo es posible sin cirugías estéticas, que son costosas y pueden ser peligrosas. En el mercado existe una gran oferta de ropa íntima para todos los gustos y necesidades, sobre todo para aquellas que quieren verse siempre esbeltas.

Para tener mejores resultados, es necesario que cada uno conozca su cuerpo y sepa escoger la vestimenta adecuada para realzar sus atributos.

Hay brasieres, pantys, fajas modeladoras y ropa reductora. Lo importante es que sea cómoda y que “haga lo que tiene que hacer; formar y resaltar la figura natural de la mujer”, menciona Carla Aguayo, quien confecciona ropa íntima en Nery Fast.

La microfibra, la copa prehormada y la esponja, usadas en la confección de los brasieres, contribuyen a levantar el busto. Estas prendas no aumentan tallas, pero da esa sensación, comenta.

Sobre los pantys, la tendencia está en usar los que llegan hasta la cintura, e incluso más arriba, que además de brindar comodidad, moldean la parte media del cuerpo. “Es una tendencia que rescata lo bueno del pasado para ser usado en el día a día”, dice Andrea Pazmiño, diseñadora de ropa íntima de Etafashion

De acuerdo con las necesidades

Los brasieres tipo ‘puch-up’, tienen un realce en la base de la copa o en los laterales, levantan el busto y rellenan el escote. Centran y dan volumen.

Un busto grande requiere de mayor soporte. Para cubrir este requerimiento están los brasieres con soporte, de dos o más centímetros, tanto en la espalda, las axilas, como debajo de la copa. Este corte ayuda a sostener el busto.

Aguayo explica que también hay prendas que ayudan a “aparentar” una reducción de busto; confeccionados en tela firme, copa suave (sin esponja), con alto cubrimiento y espalda amplia. Tiene un cubrimiento total.

Para las mujeres tradicionales, se mantienen en el mercado los brasieres ‘señoreros’. Los clásicos, que no tienen aros ni esponja y que si bien cumplen con su función de centrar, no levantan mucho el busto.

Pazmiño cuenta que las copas con rellenos o realces ya no se usan mucho. En la actualidad la tendencia está en las copas grandes (termofijadas), que sumados a los sujetadores más amplios en la espalda, varillas en los lados, cubren todo el busto, y levantan y proporcionan firmeza.

Esta tendencia se enfoca en proporcionar más comodidad a la mujer.

‘Pantys’ cómodos

Si bien se encuentra en el mercado pantys con esponjas o rellenos que ayudan a moldear y levantar la ‘cola’, hay otros que no tienen ese añadido, debido a que su corte y confección en la parte posterior y el uso de telas adecuadas, ayudan a conseguir el objetivo de levantar, aduce Pazmiño.


Se destacan por el talle alto con la pierna escotada, llegan hasta la cintura e incluso más arriba, esconden los excesos del abdomen, estilizan la figura y ayudan a definir líneas, pero además, forman bien las “nalgas”, asegura.

El ‘pawernet’ es una tela elástica que ejerce mayor compresión, se adapta al cuerpo, lo moldea y da libertad de movimiento. (CM)


 

‘Bralette’ a la vista

Los ‘bralletes’, adornados con tiras adicionales y encajes, están de moda y tomarán mucha fuerza en 2020. Su estilo ha hecho que sean usados como tops que se lucen debajo de una prenda transparente, asegura Carla Aguayo.

Y Andrea Pazmiño añade que son más sueltos, y que los cuerpos existentes por debajo de la copa, como semicorset, y el ancho del soporte de la espalda,  sujetan bien el busto y al mismo tiempo estilizan la figura.

A diferencia de los brasieres que se usan y no se muestran, los bralette están hechos para lucirlos y ser visibles con el atuendo que utilice la mujer.