Secciones   /   Variedades

La economía y lo social también se contagia del coronavirus

FEB, 28, 2020 |

REALIDAD. La ansiedad de los inversores aumenta, en tanto la epidemia de COVID-19 se extiende por el mundo. (AFP)

El coronavirus (COVID-19), epidemia que se manifestó a finales de diciembre en Wuhan (China), cada día presenta más casos y muertes. 

Pero las consecuencias no solo recaen en la salud de las personas, sino también en el normal desenvolvimiento social y económico del plantea.

Fernando Santos Alvite, exministro de Energía, menciona que esta enfermedad se está convirtiendo en una “verdadera catástrofe”. En Ecuador, por la paralización del transporte mundial, el consumo del crudo ha descendido y los precios han disminuido. “El valor del barril estaba en $61 a principios de año, ahora es de $48, es decir existe una caída de $13, aproximadamente”, aduce el experto y agrega que, en casos normales, está presupuestado en $51.

Además, dice que esto significa menos ingresos para el fisco y un aumento del Riesgo País, “porque los acreedores argumentan que la nación no va a tener divisas para pagar sus deudas”. Las exportaciones hacia Europa y, sobre todo a China, que es un gran comprador de varios de nuestros productos, han descendido y lo seguirán haciendo. “Si la economía del país estaba frágil, ahora puede quebrarse”, concluye.

La consultora Capital Economics, con sede en Londres, estima que el brote costará más de $280.000 millones en solo los primeros tres meses de 2020.
 

Afectados
Uno de los sectores más afectados es el de los teléfonos inteligentes, pues China es el mayor fabricante y exportador mundial de estos dispositivos.

Incluso los territorios más ricos están sintiendo el efecto: en París, donde el turista chino promedio gasta alrededor de US$ 1.100 por viaje -casi el doble que otros turistas- las tiendas de artículos de lujo han reportado una fuerte caída de visitantes de ese territorio.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) explicó que las aerolíneas perderán $29.300 millones en 2020 debido al brote de coronavirus.
 

Cancelación de eventos
Se han suspendido competiciones nacionales e internacionales previstas en China esta primavera, como los mundiales de Atletismo de Nankín de marzo. 

EL DATO
El  petróleo  continuaba cayendo ayer, en más del 4%.
La Fórmula 1, con un Gran Premio, el de China, agendado para el 19 de abril en Shanghái, debe decidir qué hacer ante el anuncio del comité deportivo de la ciudad de no acoger actos deportivos hasta nuevo aviso. 

Los organizadores de la gran cita deportiva del año, los Juegos Olímpicos de Tokio (del 24 de julio al 9 de agosto) miran esta epidemia con nerviosismo. Varias competiciones clasificatorias se han trasladado fuera del país asiático.

La Federación Internacional de Tenis cambió la sede de un torneo, el del grupo de Oceanía de la Fed Cup de Asia (de Dongguan, cerca de Hong Kong, a Nur-Sultan, Kazajistán), antes de posponerlo finalmente. La Copa del Mundo de esquí alpino, también fue suspendida.

Asimismo, la Federación Irlandesa de Rugby confirmó la anulación de un cotejo importante. (PT)

Asientos para evitar un virus en un avión
° En un artículo, National Geographic señala un estudio, efectuado en 2008, en el que se indica que el 38% de las personas abandonaron sus asientos una vez y el 24% más de una vez, para ir al baño o para revisar los contenedores del equipaje de mano.

En cuanto a los asientos seguros, se reveló que aquellos que escogieron en la ventanilla tuvieron menos encuentros cercanos que los que eligieron otros puestos, “con un promedio de 12 encuentros, en comparación con los 58 y 64 contactos respectivos para las personas en los puesto del medio y del pasillo”.

Una de las reflexiones, frente a este estudio, señalan que elegir un asiento junto a la ventana y quedarse quieto disminuye la probabilidad de entrar en contacto con una enfermedad infecciosa que se presente en un avión.

REALIDAD. La ansiedad de los inversores aumenta, en tanto la epidemia de COVID-19 se extiende por el mundo. (AFP)