Noticias   /   País   /   Coronavirus

Deudos entran en crisis de angustia por sus muertos del coronavirus

ABR, 06, 2020 |

REALIDAD. Los cadáveres son colocados en bolsas de plástico y otros materiales.

Incluso se han gestionado en las últimas horas ataudes de cartón para sortear la emergencia.

Redacción GUAYAQUIL

Familias enteras enfrentan crisis de angustia por los cuerpos de sus fallecidos. Desde el fin de semana, decenas de personas pululan las diversas morgues de Guayaquil, en busca de los cadáveres de sus seres queridos, que han partido por la pandemia del coronavirus, para darles sepultura.

Los ejemplos están a la vista de todos. Uno de ellos es de los familiares del periodista de investigación de Canal Uno,Paúl Tobar Cevallos, quien falleció el viernes y hasta ayer sus restos no eran entregados a su familia.

Es que tanto en los hospitales Teodoro Maldonado Carbo y Los Ceibos, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Monte Sinaí y General Guasmo Sur, del Ministerio de Salud, los depósitos de cadáveres están abarrotados, al igual que los contenedores refrigerados, ubicados en varias de estas casas de salud.

2.524 casos positivos existen en Guayas, según las versiones oficiales.El Covid-19, autor de más de un centenar de muertes en el Puerto Principal, según cifras oficiales, y otras enfermedades catastróficas, desataron esta situación. Ayer, en medio de su desesperanza, la gente alcanzaba a observar los cadáveres enfundados en plásticos negros, con sus nombres impresos en una hoja de papel, sin poder acercarse.

Un empleado de una de las casas de salud del IESS dijo haber contabilizado unos 50 cuerpos amontonados en el piso de un área de aislamiento y hasta en el baño de ese mismo hospital.

Otro caso es el de Jaqueline Jontaux, cuyo padre falleció en el hospital de Monte Sinaí, y hasta la fecha no sabían dónde estaba el cuerpo. Jesús Jontaux, estuvo internado en esa casa de salud y falleció el 30 de marzo, por insuficiencia respiratoria aguda y neumonía viral.

Fuerte contexto

Esto, mientras desde el IESS se informó que los cuerpos permanecen en la morgue al menos 24 horas y luego son trasladados en contenedores refrigerados al camposanto. Esta versión no guarda relación con lo que señalan los familiares.

126 personas han muerto en esa provincia, de manera oficial.El Gobierno central y el Municipio de Guayaquil se pusieron de acuerdo para ayudar a la gente, pero con poco éxito. Sin embargo, en lo que sí ha podido responder el Municipio es en la coordinación de entrega de 1.000 ataúdes elaborados a base de cartón corrugado, como aporte solidario a las familias por la pandemia generada por el Covid-19. La ayuda llegó desde la empresa privada y la Asociación de Cartoneros.

Los féretros se distribuyen desde ayer en los cementerios Jardines de la Esperanza y Parque de la Paz y, de ser necesario, se entregará también a Criminalística de la Policía. También se donarán 150 ataúdes gestionados con el mismo fin por la Fundación Terminal Terrestre.

Costos

Las familias de escasos recursos detallan la falta de dinero para costear un féretro, cuyos precios van desde 500 hasta 1.500 dólares. Las cremaciones también tienen valores elevados y oscilan entre los 1.500 y 2.000 dólares.

1.725 infectados se registran solo en Guayaquil.Pero mientras sigue la espera, el (Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional anunció un nuevo protocolo para los fallecidos sospechosos de Covid-19. Se establecerá la designación de un militar o policial para que dé fe de las defunciones, pero cuando no exista un médico del sistema nacional de salud que lo certifique.

Tanya Varela, jefe de Estado Mayor de la Policía, señaló que ante la emergencia sanitaria están levantando cadáveres por cualesquiera circunstancia; es decir, no solo por coronavirus, también por otras enfermedades y actos de violencia.

Para este día, se espera se emita listado con nombres de fallecidos y sitios dónde podrán se retirados. (DAB)