El mar

JUL, 31, 2020 | - Por EDUARDO F NARANJO C

La crisis planetaria y el virus son resultado de la voraz explotación de recursos, razón por la que la ONU, en 1982 organizó la Convención de Jamaica lográndose la suscripción de todos los países ribereños del mar un acuerdo para la protección sobre los recursos ictiológicos y minerales en 200 millas.

Crearon alarmas por la presencia de pesqueros chinos en aguas internacionales supra adyacentes, un miembro de la marina señaló que en tanto no realicen actividades ilegales pueden continuar. Marcelo Larrea sostiene terminar con la Convemar porque perjudica al país por reducir el mar territorial, sin embargo, no es lo que reglamenta el convenio, sólo excluye lo territorial, pero preserva el dominio en las 200 millas sobre la riqueza del suelo y subsuelo, incluyendo especies vivas y recursos minerales. Roque Sevilla habla de riesgo, no por invasión del área del dominio, sino por la franja de aguas internacionales entre Galápagos y el territorio continental, donde navega la flota y cree que lo pragmático sería no abastecer de combustible a la flota, actividad que realiza una empresa desde aquí y Panamá.

El comentarista Cuesta sugiere de forma ligera “una ampliación a 350 millas”, tema que requiere justificaciones técnicas, llevaría tiempo y no resolvería lo que creen. El asunto se ha fomentado políticamente. Se lograrse la ampliación, no limitaría la circulación en estas aguas, ni la pesca de especies de tipo migratorio.

La Cancillería debe plantear a China un acuerdo de cooperación bilateral en materia pesquera, que dé solución justa y equitativa a los problemas que existen entre los dos estados en este campo, tomando en cuenta las complementariedades que hay entre los dos países en el tema pesquero y naturalmente buscando el mutuo beneficio.

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]