Noticias   /   País

Comunidades fronterizas viven en pobreza extrema

AGO, 31, 2020 |

CONDICIONES. Problemas sanitarios, bucales, desnutrición y parasitosis, por la ausencia hasta de agua potable, se han evidenciado en las familias Awá.

La nacionalidad Awá se extiende por las provincias de Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Sucumbíos, en Ecuador. Sus condiciones de vida son limitadas y las necesidades son básicamente las mismas en las casi 8 mil familias de esta nacionalidad, ubicadas en línea de frontera: falta de salud, educación, desnutrición.

En pleno siglo XXI, servicios básicos como agua potable, alcantarillado o vías de acceso hacen falta. Médicos que trabajan en la zona mencionan que los pobladores de la nacionalidad Awá padecen, sobre todo, de problemas sanitarios, bucales, desnutrición y parasitosis, por la ausencia hasta de agua potable.

Uno de los casos que evidencia la situación extrema en la que viven es la de la familia Pay Canticuz, en la quebrada de San Juan.

En este sitio se ubica la morada de cinco hermanos: Mariana, Vicente, Paulino, Rosa y Gonzalo Pay Cantincuz, todos adultos mayores pertenecientes a la comunidad Awá, quienes viven en una situación caótica, tanto socio económica como sanitaria.

Los cinco hermanos, según relatan, desde hace casi 80 años, cuando eran niños, llegaron desde Colombia a vivir a la comunidad El Baboso, en Carchi, pero como no se adaptaron decidieron subir a la montaña y quedarse allí, en la quebrada.

Alimentación

Según una brigada que visita constantemente a las comunidades Awá, su dieta se basa en el consumo del ‘chiro’ o plátano orito en el desayuno, almuerzo y merienda. Cuando la suerte les acompaña y pueden cazar habrá carne y pescado, así como también animales menores que los crían en casa. Luis Ponce, médico familiar que atendió a los cinco hermanos,pudo evidenciar enfermedades crónicas descompensadas no transmisibles, además, de un estado de valoración nutricional inadecuado, pobreza extrema y consecuentemente poca alimentación, es decir hambre.

Marco Vinicio Molina, médico que trabajó el año pasado con estas comunidades, mencionó entre los problemas más frecuentes a los relacionados con la alimentación, desnutrición, los problemas sanitarios y la ausencia de agua potable.

“Eso perjudica porque repercute bastante en la salud. Hay muchas enfermedades”. (FV)