Noticias   /   Economía

Gobierno aumenta políticamente el precio del diésel

OCT, 13, 2020 |

SITUACIÓN. Desde julio el país tiene un sistema de bandas para el precio de combustibles.

Desde julio de 2020 el costo de este combustible se incrementa, en promedio, 5 centavos cada mes, a pesar de que la cotización del crudo WTI baja o se mantiene estable.

El sábado pasado, previo a la actualización de precios de las gasolinas que se realiza el día 11 de cada mes, las comercializadoras y estaciones de servicio recibieron, en horas de la noche y en el lapso de menos de una hora, entre dos y tres comunicaciones de Petroecuador. Esas notificaciones, hechas vía correo electrónico, establecían distintos precios para la actualización que debía regir desde el siguiente día.

Oswaldo Erazo, secretario Ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador, explicó que al inicio de la noche se les dijo que subiría alrededor de 0,05 centavos la gasolina extra, eco país y diésel, pero al final solo este último combustible sufrió un incremento.

“Uno se queda preocupado sobre cómo es el cálculo, si es técnico o político. Se supone que las reglas deberían ser totalmente claras en este nuevo sistema de comercialización de combustible”, agregó.  

Solo el diésel sigue subsidiado

El Gobierno Nacional, a criterio de todos los analistas consultados por este diario, ha tomado la decisión política de reducir gradualmente el subsidio del diésel, aunque los precios internacionales están bajos y no juegan a favor de ese propósito.

Desde diciembre de 2018 la gasolina súper tiene un precio liberado y desde julio pasado la extra y ecopaís se comercializan a 1,75 dólares por galón, casi sin variación. En ambos casos, esos combustibles ya no tienen subsidio.

Por el otro lado, según Erazo, el diésel 2 tiene todavía un subsidio de 0,22 centavos, mientras que en el caso del diésel premium llega a los 0,38 centavos por cada galón (uso vehícular).

“La intención del Gobierno sería seguir aumentando, a razón de 0,05 a 0,06 centavos cada mes el costo de ese combustible, a pesar de que las cotizaciones internacionales de crudo se mantienen constantes”, aseveró.

Fernando Reyes, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Petroleros, concordó con que el valor del galón de los combustibles de uso vehicular (extra, ecopaís y diésel) debería fluctuar en la misma dirección, por lo que considera que lo que el Gobierno configura es un manejo claramente político, que contraviene directamente lo que dicen los decretos emitidos por las mismas autoridades. Por eso, hace un llamado para que transparente el cálculo de los precios y dejen claras las reglas del juego.

“No se entiende por qué, si el parámetro es el mismo y la cotización del crudo WTI se mantiene entre los 39 y 40 dólares por barril. La extra se reduce o no cambia, pero el diésel sigue subiendo”, acotó. 

Los analistas tampoco entienden los cambios de última hora porque, de acuerdo con el esquema vigente, durante los primeros 10 días de cada mes se debe calcular un precio ponderado del crudo durante el mes pasado y, en base a eso, fijar un costo interno a partir del onceavo día. (JS)

Precios subsidiados vs. precios internacionales

Según los Decretos Ejecutivos 1054 y 1158, los precios internos de las gasolinas deben ir ajustándose a niveles internacionales. Sin embargo, eso genera dudas sobre la meta a mediano y largo plazo en el mercado interno.

La principal de esas dudas es que precios subsidiados no es lo mismo que precios internacionales. Por ejemplo, el galón de diésel, sin ningún tipo de subsidios, estaría en 1,60 dólares dentro del país; pero, en el exterior, el costo fluctúa entre más de 2 y 4 dólares, en países como Perú, Colombia y Uruguay. (Es decir, en aquellos países el costo por galón de diésel varía entre 3,6 y 5,6 dólares.

Fernando Reyes consideró que en el Ecuador es inviable equiparse a esos costos porque la realidad económica y la producción de combustibles son muy distintas. “El consumidor y los sectores productivos no podrían asumir esos niveles, por lo que solo se puede llegar hasta la eliminación de subsidios”.

El diésel de consumo vehicular representa el 70% del subsidio

Hasta el año pasado, el Estado gastaba alrededor de 1.300 millones de dólares en el subsidio del diésel. El 70% de ese monto, es decir, 910 millones, se va en el combustible de uso vehicular. El 25% se destina al subsidio de uso industrial y pesquero.

En otras palabras, el Gobierno tiene fuertes incentivos para ir reduciendo el gasto en el diésel para transporte.

Desde julio, en el país rige un sistema de bandas que establece que el costo interno podrá subir o bajar hasta un 5% cada mes, de acuerdo con la cotización internacional del crudo WTI.
Desde julio de 2020, el precio del petróleo WTI  se mantuvo estable entre 39 y 40 dólares.

 

Evolución de precios con sistema de bandas (por galón)

11 de julio       11 de agosto      11 de septiembre 11 de octubre
Diésel $1,039 $1,088   $1,136 $1,1859
Extra $1,75 $1,75 $1,756 $1,75