Noticias   /   Mundo

Bolivia: claves de la primera elección en pandemia

OCT, 19, 2020 |

Irregularidades. La policía reportó al menos dos detenidos por robo de papeletas electorales, ayer en Bolivia.

El candidato favorito era Luis Arce del partido de Evo Morales -huido en Argentina-, seguido por Carlos Mesa, del centro. Una segunda vuelta sería probable.

En la primera elección presidencial organizada en pandemia, en occidente, Bolivia fue ayer a las urnas. La votación fue la repetición de una caótica elección de octubre de 2019 que llevó a la renuncia y el exilio del presidente Evo Morales. El ex presidente no es candidato, pero el candidato de su partido, el Movimiento al Socialismo (Mas), Luis Arce, era el favorito en las encuestas.

166 CONGRESISTAS se elegían ayer, junto con Presidente y VicepresidenteEl segundo en las encuestas ha sido el ex presidente Carlos Mesa, el candidato centrista de la alianza Comunidad Ciudadana.

Hasta el cierre de esta edición, no se anunciaban resultados oficiales. Entérese más en lahora.com.ec.

Si ningún candidato lograba obtener más del 50% de los votos o el 40% con una ventaja de 10 puntos, el 29 de noviembre se celebraría la segunda vuelta.

1

¿Tercera vencida?

La repetición de las elecciones se pospuso dos veces debido al coronavirus. Cuando la senadora conservadora Jeanine Áñez asumió la presidencia interina el 12 de noviembre de 2019, pocos días después de que Morales anunciara públicamente su dimisión, dijo que su tarea sería dirigir el país hacia una repetición de las elecciones de octubre de 2019. Esta votación, en la que el Sr. Morales buscaba un controvertido cuarto mandato, había terminado en caos, conflictos y alegaciones de fraude.

Izquierdas. El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, saluda luego de votar en una escuela en la ciudad de La Paz (Bolivia). EFE

2

Ningún Morales en la papeleta

Esta será la primera elección presidencial desde 2002 en la que Morales no está en la papeleta.

Evo Morales, de 60 años, ha estado dirigiendo la campaña del partido Mas desde el exilio en Argentina.

El antiguo dirigente del sindicato de cocaleros sigue gozando de apoyo considerable en Bolivia entre la población indígena y sus sindicatos.

Morales dijo en septiembre que, si el Sr. Arce ganaba, volvería al país "al día siguiente"; y Arce lideró las encuestas desde hace varios meses.
 

3

Se eliminó el conteo rápido
 

El órgano electoral boliviano aseguró ayer la fiabilidad del sistema de cómputo de votos para las elecciones, tras descartar el recuento provisional inicialmente previsto.

La supresión del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (DIREPRE), que fue anunciada la noche del sábado a pocas horas de la jornada electoral, pretende dar prioridad a la “certeza” del resultado sobre la “impaciencia” de conocer el recuento cuanto antes, advirtió en su discurso.

Centro. El candidato presidencial Carlos Mesa muestra la papeleta electoral este domingo al emitir su voto en un recinto en la ciudad de La Paz (Bolivia)

4

La oposición intentó unificarse

Jeanine Áñez es la líder interina desde que el Sr. Morales se fue. De 53 años, sorprendió inicialmente a muchos bolivianos, incluidos los miembros de su propio gobierno, cuando anunció en enero de 2020 que se presentaría como candidata en la segunda vuelta.

Pero el 17 de septiembre, Áñez anunció que abandonaba la carrera presidencial para evitar una "dispersión del voto" entre los candidatos opuestos a Arce. Asimismo, en octubre, el ex presidente Jorge "Tuto" Quiroga también anunció que se retiraba de la carrera.

Sin embargo, el candidato de derecha Fernando Camacho del partido anti-Mas Creemos, que ha estado en tercer lugar en las encuestas, se mantuvo en la carrera.

Con el campo anti-MAS adelgazando, una decisiva segunda vuelta en noviembre entre Luis Arce y Carlos Mesa es una posibilidad.


 

5

Riesgo de confrontación política y violencia

La tensión y la expectativa antes de la votación se han ido acumulando durante meses y las organizaciones internacionales, incluyendo la Iglesia, la Unión Europea y Naciones Unidas, han pedido evitar la confrontación.

El gobierno interino cita "información de inteligencia" y alega que Mas y grupos aliados preparaban actos violentos si Arce no gana, y dijo que las fuerzas armadas estaban "preparadas" para enfrentar cualquier eventualidad.