Noticias   /   Mundo

Octubre arde de nuevo para Chile, a puertas del plebiscito

OCT, 20, 2020 |

Protestas. Un manifestante pasa frente a una barricada en los alrededores de la Plaza Italia de Santiago (Chile), el domingo. (EFE)

Las huellas de una noche de extrema violencia eran visibles ayer en el centro de Santiago, donde una multitudinaria concentración terminó con aislados y graves incidentes, motivando al presidente chileno, Sebastián Piñera, a mandar un mensaje de "paz" de cara al plebiscito de esta semana.

Un muerto en un tiroteo, al menos 643 detenidos, 116 agentes heridos, dos iglesias quemadas y comercios saqueados fue el balance del domingo, que comenzó con una gran concentración en la céntrica Plaza Italia para conmemorar el primer aniversario del llamado "estallido social" de 2019 en favor de mayor igualdad social.

"Ayer conocimos dos conductas y dos realidades. Por una parte, decenas de miles de chilenos y chilenas se manifestaron pacíficamente (...) pero también vimos a una minoría de delincuentes, que desató una ola de violencia, saqueos y vandalismo", lamentó Piñera.

Los desmanes se extendieron a otras ciudades del país, como Valparaíso, donde la tarde del lunes grupos de manifestantes volvieron a salir a la calle y montaron barricadas frente al Congreso de los Diputados, ubicado en esa ciudad costera desde hace tres décadas.

De cara al plebiscito

El aniversario de las protestas, las más graves desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una treintena de muertos y miles de heridos, tuvo lugar una semana antes de que 14,5 millones de chilenos decidan, el 25 de octubre, en un histórico plebiscito, si quieren reemplazar la actual Constitución, heredada del régimen y vista como el origen de las desigualdades del país.

Piñera aseguró que "grupos minoritarios van a intentar ensuciar o entorpecer el proceso" constituyente y pidió a la sociedad defender la "paz" y "dar una demostración de nuestro espíritu y alma democrática" el domingo en las urnas.