Covid-19: Quito se va quedando sin pruebas

OCT, 21, 2020 |

Cantidad. Más de 82.000 pruebas de diagnóstico de Covid-19 se han realizado en la capital, hasta el momento.

Se planea traer un nuevo lote de 100.000 pruebas diagnósticas. Según la Secretaría de Salud, no habrá un mes sin realizarlas, pero el proceso de compras no avanza.

Linda Guamán, asesora técnica de la Secretaría de Salud, informó que hasta la semana pasada se realizaron cerca de 82.000 pruebas en la capital. Es decir que contarían con un poco más de 6.000 pruebas antes de realizar una nueva contratación.

Sin embargo, no se han dado a conocer detalles esenciales, como cuál será el proveedor, ni en qué fecha se realizará la compra. Ni siquiera en el portal de compras públicas se ha subido el proceso de contratación.

A dos semanas de que se termine octubre, Guamán señaló que estudian la adquisición de 100.000 pruebas que cubran los meses desde noviembre hasta marzo de 2021.

Sobre el proceso, la Secretaría de Salud únicamente ha contestado que están trabajando en ello y que se encuentran en fase preparatoria, aunque no respondieron sobre la posibilidad de permanecer algún tiempo sin testeos.

Analizan dos tipos

Lo que sí se sabe es que se estudia, desde la Secretaría de Salud, la probabilidad de traer dos tipos de pruebas: PCR y de Antígenos.

“Estamos decidiendo si comprar las dos o irnos por una sola tecnología”, señaló Guamán, quien descartó que la capital se quede sin estos testeos, a pesar de trabajar a contrarreloj con las que sobran, de una primera compra que se hizo, de igual manera de 100.000, que a la final fue de 88.500.

“Cubriríamos cinco meses. Como institución pública los primeros meses del año es difícil hacer contrataciones. Para no quedarnos desprovistos de pruebas queremos hacer una compra grande”, agregó.

Ante la premura del tiempo, el Concejo Metropolitano aspira que este jueves (22 de octubre), cuando la Secretaría entregue su informe semanal, se indique el estado del proceso de adquisición de pruebas.

Estrategias

Guamán indicó que el Comité Científico, conformado por profesionales de distintas especialidades, determinó que la compra de más pruebas para testear a la población es indispensable para trabajar en la contención del virus del Covid-19.

A esto se le deberá sumar otras estrategias como los rastreadores comunitarios que permiten observar los contactos de una persona que ha estado con alguien que ha dado positivo. (AVV)

Compra de pruebas con irregularidades

En abril, Quito adquirió 100.000 pruebas para diagnosticar casos de Covid-19. Estos insumos, más que testeos rápidos, acarrearon una serie de irregularidades que hoy son investigadas por la Fiscalía y que provocaron la destitución del entonces titular de la Secretaría de Salud, Lenín Mantilla.

En junio, Ximena Abarca se puso al frente de la Secretaría de Salud, junto a un equipo de reconocidos científicos.

Abarca inició una entrega de cronogramas semanales de realización de pruebas, donde consiguió la meta de procesamiento de 1.500 diarias e hizo una terminación de mutuo acuerdo con la proveedora de los insumos, quedándose con un total de 88.500 y no con las 100.000 iniciales.

Fin de convenios con laboratorios

Linda Guamán informó que los convenios de procesamiento de pruebas han finalizado con el IESS Quito Sur y que lo mismo sucederá con la Universidad Central y UTE, puesto que el laboratorio privado ‘One Lab’, que ganó un proceso de contratación pública de licitación, tiene la capacidad de procesar hasta 6.000 pruebas diarias.

Esta capacidad, aseguró Guamán, no ha sido necesaria utilizar, pues se ha presentado disminución de personas que asisten a las estaciones de triaje de la capital.