Noticias   /   Mundo

Leopoldo López, libre en Madrid, seguirá luchando en la oposición

OCT, 26, 2020 |

Instagram. El líder venezolano publicó la primera foto del reencuentro con su familia, en su cuenta de la red social, @leopoldolopezoficial.

Tras siete años se reunió con su familia, que vive en el exilio desde 2019; López pasó cinco años preso hasta llegar a la residencia diplomática.

Redacción MADRID

El líder opositor venezolano Leopoldo López llegó ayer a Madrid, donde se reunió con su familia, tras abandonar su país de manera "clandestina" a través de la frontera de Colombia, y asegurar que proseguirá la lucha "por la libertad".

"Muy feliz de reunirme con mi hijo en Madrid y disfrutar su libertad en compañía de la familia. Gracias a España por su apoyo consecuente a los principios democráticos", enfatizó en Twitter el padre de López tras reencontrarse ambos.

Sus padres obtuvieron la nacionalidad española en diciembre de 2015, y su progenitor, Leopoldo López Gil, es actualmente diputado del Parlamento Europeo por el Partido Popular español.    

También su esposa, la activista Lilian Tintori, y sus tres hijos viven en la capital española.

Un fin de semana para el escape

El Gobierno español, que dirige el socialista Pedro Sánchez, confirmó que López se encontraba ya en Madrid después de abandonar, por una decisión "personal y voluntaria", la residencia del embajador español en Caracas.

El viernes pasado el opositor escapó de Venezuela, según explicó su padre a Efe, y en el plazo aproximado de 48 horas llegó a España, entre diferentes versiones sobre dónde se encontraba realmente hasta este momento y conjeturas sobre si voló desde Miami (EEUU). Se conoció que salió de Venezuela por la frontera con Colombia, desde donde viajó a un “tercer país”, y de allí tomó un vuelo a Madrid.

La llegada, no obstante, fue totalmente discreta.

López se encontraba en la residencia del embajador de España en Caracas, en calidad de "huésped" desde el 30 de abril de 2019, después del fallido levantamiento militar junto al presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, España entre ellos.

¿Vacío en la oposición?

La salida de López abrió una incógnita en el liderazgo del bloque antichavista, en el que ha ejercido una notable importancia, incluso sobre Juan Guaidó, cabeza visible de la oposición.

Todo esto ocurre a poco más de un mes de las elecciones legislativas en Venezuela del 6 de diciembre, cuestionadas por la mayoría de la oposición al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

"España reitera su convencimiento de que la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos que permita la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias con plenas garantías democráticas", publicó ayer en un comunicado el ministerio español de Exteriores, sobre el proceso electoral que solo elegiría asambleístas de entre candidatos casi exclusivamente oficialistas.

Detenciones arbitrarias

El ministerio español condenó las detenciones de personal de la embajada de Madrid en Caracas y los registros realizados en casas de trabajadores adscritos a la representación tras la salida de López al denunciar que "violan" la Convención de Viena de Relaciones Diplomáticas.

Un guardia privado de la legación y una empleada de López fueron arrestados este sábado, después de que el político saliera de la residencia del embajador español.

"Venezolanos, esta decisión no ha sido sencilla, pero tengan la seguridad de que cuentan con este servidor para dar la lucha desde cualquier espacio. No descansaremos y seguiremos trabajando día y noche para alcanzar la libertad que nos merecemos todos los venezolanos".

"En los próximos días ampliaremos en detalle las acciones que nos proponemos  realizar a favor de la libertad de nuestro pueblo".

Leopoldo López en Twitter, tras llegar a España.

Líder del partido Voluntad Popular (VP), López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de encabezar actos violentos en las marchas antigubernamentales.