Noticias   /   Mundo

Boicots a Francia por su postura contra el extremismo

OCT, 26, 2020 |

POSTURAS. Manifestantes franco-armenios sostienen carteles y banderas armenias durante una manifestación de apoyo a Armenia en el conflicto de Nagorno-Karabaj en París, el 25 de octubre de 2020. Este conflicto también genera protestas contra Turquía en Francia. EFE

Redacción PARÍS

 Francia reclamó este domingo que cesen de forma inmediata los llamamientos al boicot de sus productos que han proliferado en países de mayoría musulmana de Oriente Medio por las declaraciones y los anuncios del presidente, Emmanuel Macron, contra el integrismo islámico.

Los actos de boicot afectan en particular a productos alimentarios.

Una portavoz del ministerio señaló que toda su red diplomática se ha movilizado para explicar la posición francesa, en particular sobre la cuestión de las "libertades fundamentales y el rechazo del odio".

También para pedir a las autoridades de esos países que se desolidaricen de los llamamientos al boicot y garanticen la seguridad de los franceses en sus territorios.

Por defender las libertades

El departamento de Exteriores hizo hincapié en que se han desnaturalizado las posiciones defendidas por Francia "en favor de la libertad de consciencia, de la libertad de expresión, de la libertad de religión y del rechazo de cualquier llamamiento al odio".

Defender la libertad, a pesar de todo

Cronología

  • 2 de octubre: El presidente Macron presentó un proyecto de ley contra los "separatismos", y para combatir el integrismo islámico en la vida social.
  • 16 de octubre: El profesor de historia en un secundario, Samuel Paty, fue decapitado por mostrar caricaturas de Mahoma en una clase de Libertad de Expresión.
  • 21 de octubre: En homenaje al profesor, Macron repitió que Francia “no renunciará a las caricaturas”, cerró una mezquita y pidió la disolución de asociaciones de posiciones integristas.
  • 24 y 25 de octubre: El presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que el presidente francés necesita “terapia mental” porque “no entiende la libertad religiosa” y actúa “contra millones” de musulmanes. Francia respondió llamando a consultas a su embajador en Ankara.