Noticias   /   Economía

Gobierno pagará $1.527 millones al IESS para cubrir deudas pendientes desde 2019

OCT, 26, 2020 |

PAGOS El Primer Mandatario aseguró que los recursos que se destinarán al pago no son parte del crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente Moreno reconoció que el dinero es un alivio a corto plazo; pero no soluciona los problemas estructurales que incluye un déficit anual de $2.250 millones

El viernes 23 de octubre, durante un evento en las instalaciones del Gobierno zonal en Guayaquil, el presidente de la república, Lenín Moreno, anunció que, a través de tres pagos en efectivo, se transferirá $1.527 millones, entre octubre y diciembre 2020, al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)

Según el primer Mandatario, esos recursos no son parte del crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI), sino que la llegada de los dineros del organismo multilateral permitirá ir liberar espacio en el Presupuesto General para cumplir con obligaciones pendientes.

“La mayor parte de las transferencias servirá para cubrir pagos atrasados del 40% de aporte estatal. Si bien esto alivia en algo la situación del IESS, no resuelve el problema de fondo. Se requiere una reestructuración profunda que garantice su financiamiento a mediano y largo plazo”, dijo.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, resaltó que lo que va a recibir la institución “no es poca cosa y significa un esfuerzo importante” por parte del Gobierno.

Del total de los desembolsos pactados, $1.255 millones corresponden a valores no pagados por el 40% del aporte estatal desde octubre 2019. El resto, es decir, $272 millones, se destinará a cubrir obligaciones con el Seguro Social Campesino, jubilaciones del magisterio, entre otros.

Hasta hace pocos días, Wated había dicho que el pago al IESS sería de $ 1.485 millones, de estos $ 600 millones en efectivo y $ 885 millones en bonos. Sin embargo, en el anuncio de hoy no se topó el tema de bonos.

Reforma para dar sostenibilidad al sistema

El ministro de Economía, Mauricio Pozo, recalcó que el acuerdo de pago que se oficializa hoy es una parte, todavía pequeña, de todo lo que hay que hacer. “La seguridad social tiene una crisis profunda que nosotros tenemos la responsabilidad de resolver. Por esa razón, estamos preparando una reforma estructural que será debatida, discutida y analizada. Trataremos de buscar las coincidencias entre los distintos sectores para que, en un siguiente gobierno, cualquiera que este sea, se tomen las decisiones que correspondan”, aseveró.

Esa reforma integral, a criterio de Moreno, debe apuntar a dar sostenibilidad financiera a mediano y largo plazo. La situación actual es inviable porque el IESS tiene un ingreso promedio mensual de $325 millones; mientras los egresos suman $512 millones

“Cada año hay un déficit de $ 2.250 millones cada año, lo que es inmanejable para cualquier Estado. Si las cosas siguen así, los que ahora tienen 20 años, muy probablemente tendrán problemas para cobrar sus pensiones”, puntualizó el presidente

Un comité formado por delegados de la Presidencia, ministerio de Economía, IESS y Biess dará seguimiento al proyecto de cambios estructurales y los pagos acordados hasta fin de año.

Deuda histórica sigue pendiente

A pesar de los esfuerzos para ir inyectando liquidez al IESS, el Estado todavía tiene millonarias obligaciones pendientes con la seguridad social. Esas obligaciones ascienden a $10.351,35 millones debido a varios incumplimientos ocurridos en este y anteriores Gobiernos.

Por un lado, la administración de Rafael Correa dejó de pagar, desde marzo 2015, el 40% del aporte estatal. Solo a partir de enero 2019, gracias a un dictamen de la Corte Constitucional, se volvió a cumplir con esa obligación.

Así, entre 2015 y 2018, se generó un hueco de $6.031,31 millones en el patrimonio del fondo de pensiones; sin embargo, hasta la fecha no existen certezas si se comenzará a saldar esa deuda.

Por otro lado, el Estado también debe $3.996,62 millones por transferencias no hechas para cubrir prestaciones de salud de jubilados y pacientes con enfermedades catastróficas. Ese monto se viene acumulando desde hace más de 20 años. Finalmente, el gobierno de Moreno todavía tiene pendientes valores por $161,71 millones por contribuciones a Riesgos del Trabajo, Seguro Campesino, devolución del IVA, entre otros. (JS)