Insólitas actitudes

DIC, 07, 2020 | - Por MANUEL CASTRO M.

El candidato Arauz –un Cámpora de envolver-, ha proclamado que la dolarización ha sido un error, cuando sus titiriteros han gobernado y robado en dólares, quiere gobernar en dólares y él ha estudiado en la Academia Cotopaxi cuya pensión ha pagado  en dólares (2000 USD por mes) y la supuesta maestría la ha realizado en los Estados Unidos que  ha pagado en dólares. Lo que hace un fanático es peor que un terremoto, aunque éste también fue un negocio en dólares de sus mentores.

A Maradona le velan en la Casa Rosada, cuando su éxito fue en los estadios. Una muerte que duele a los argentinos que el Gobierno de Cristina y Fernández la ha convertido en show político. Un gol al sentido común que permite que la desproporción campee. Claro que ha habido protestas: un fanático ha reclamado por el excesivo homenaje Maradona, rematando así su protesta: ¡Siquiera si fuera a Messi!

El Partido Social Cristiano y CREO, en decisión que nadie entiende, han votado por la destitución a María Paula. O sea se han puesto a favor de la violencia y del severo uso de autoridad, con oportunismo suicida, pues  han dado gusto al correísmo. Desde su tumba Febres Cordero les halará las orejas y el Directorio del Banco de Guayaquil reforzará sus seguridades por si hay un nuevo saqueo.

El CNE y el TCE, dos organismos electorales, juegan al  florón o sea de “mis manos ya pasó” para calificar a los candidatos presidenciales. El primero tiene dos equipos, uno de mayoría y otro inexistente. Esos organismos dizque garantizarán la transparencia y rectitud de las próximas elecciones. En términos futbolísticos tan en boga se meten  auto goles inéditos. Tal vez será la “mano de Dios” o de las de otros  que   mandan en esas Instituciones. Merecen tarjeta roja y anularles las de crédito.

En las mejores familias, las con plata, se dan también cosas extrañas: Trump afirma que ha ganado las elecciones pero como le faltan los votos (afirma que los tendrá en las elecciones próximas) aceptará entregar el trono. De la emoción Biden se ha quedado “embotado” con yeso en el tobillo, pues  ha metido la pata luego de las elecciones.     

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]