Gloria y mezquindad

DIC, 12, 2020 | - Por CARLOS FREILE

El 17 de diciembre de 2000 el Centro Deportivo Olmedo, de la ciudad de Riobamba, alcanzó el campeonato del torneo ecuatoriano de fútbol. Por primera vez en la historia un equipo que no es ni de Quito ni de Guayaquil alcanzó el trofeo nacional. No era uno de los favoritos, los equipos pequeños nunca lo son, pero la constancia de sus directivos, cuerpo técnico y jugadores logró la hazaña sobre laureados equipos de las dos ciudades hegemónicas.

La prensa nacional felicitó al nuevo campeón con reportajes deportivos y humanos: los articulistas encomiaban el inédito logro, recordaban los orígenes del campeón, sus tiempos de sombras y su subida a la luz. Siempre es digno de alabanzas el que un grupo de personas rompan las barreras de “lo que siempre ha pasado” para alcanzar la cumbre, sobre todo cuando los medios con que han contado han sido muy inferiores a los de otros competidores.

Como es lógico, los riobambeños, aun los no afectos al fútbol se sentían orgullosos del equipo de su ciudad, el primero de provincia pequeña en alcanzar el campeonato. Punto reconocido a lo largo y ancho del Ecuador, hubo hinchas de otras ciudades que manifestaron su alegría por el campeonato del pequeño equipo triunfador sobre los grandes.

Pero hubo una excepción. Un diario de la capital, en lugar de analizar los aspectos positivos del éxito se dedicó a buscar defectos a la ciudad del club. Con una mirada propia de correveidiles algunos periodistas comentaban las falencias urbanas. Con ello mostraban su mezquindad espiritual, su pequeñez de personas con rencores ínfimos y sin causa, de no ser su propia frustración.

Que si esto, que si aquello… Tópicos ajenos al fútbol se barajaron en las páginas del diario capitalino (que después pidió unas tibias disculpas). ¿Quiénes eran los autores de esos textos ínfimos? No se sabe, pues venían bajo la firma consabida de “Redacción de Deportes”. Así, sus perpetradores unieron a la mezquindad la cobardía.

Pero la mezquindad pasa, la gloria queda. El Olmedo fue el primer equipo de provincias en alcanzar el campeonato nacional.

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]