Noticias   /   Economía

Liquidación de Ferrocarriles del Ecuador: un proceso oscuro y sin responsables

FEB, 28, 2021 |

CRISIS. El manejo populista hizo que el tren no ‘avance’ en el país.

En mayo de 2020 se anunció el cierre definitivo; pero hasta la fecha no hay informes ni registro de los bienes. La inversión fue de $400 millones, pero solo produjo pérdidas y no logró ser sostenible en el tiempo.

El plazo para liquidar a la empresa pública Ferrocarriles del Ecuador vencía el 26 de febrero 2021, pero, a través del decreto ejecutivo 1243 se amplió el proceso hasta el próximo 10 de mayo, es decir, apenas 14 días antes del cambio de Gobierno.

Hasta la fecha, no hay informes sobre la situación de la entidad ni siquiera se tiene un registro actualizado de los bienes. La última rendición de cuentas, cargada en una descuidada y desactualizada página web, corresponde a 2018.

Rosi Prado de Holguín, ministra de Turismo, reconoció que, a pesar de los meses transcurridos desde mayo de 2020, no han recibido “absolutamente nada” y se espera que la liquidadora, Ana Escudero, entregue una evaluación de la situación del proyecto fallido como consecuencia de un manejo populista.

Desde la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) tampoco hay certezas ni información.

Prado solo recalcó que la inversión total de $400 millones solo produjo pérdidas y no logró ser sostenible en el tiempo.

“La empresa de ferrocarriles nunca fue usada como debía. Se tenía que operar carga, pasajeros, pero solo se dedicó a la parte turística que no era rentable”, aseveró.

Marcelo Simbaña, asambleísta de CREO y miembro de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, lamentó que las autoridades no puedan esclarecer nada sobre el avance del proceso de liquidación, ni tengan respuestas sobre las denuncias sobre el abandono de la infraestructura.


“Desapareció la estación Hoja Blanca, se llevaron transformadores, se llevaron puertas, ventanas”, aseveró.

Según registros anteriores al anuncio del cierre definitivo, la empresa pública tenía 10 locomotoras electro diésel; 7 locomotoras a vapor; 7 autoferros; 36 coches entre modernos, climatizados y de madera; 3 furgones de energía, 4 talleres y 459 kilómetros de vías.

¿Otro más?

A pesar del nivel de desorden y dudas, Prado aseguró que se analiza una Alianza Público- Privada (APP) para constituir un nuevo proyecto, pero no hay información sobre el monto aproximado de la inversión ni ningún otro parámetro concreto.

A finales de 2020, la Ministra de turismo habló de cuatro posibles empresas interesadas de Perú, Australia, China y Rusia. (JS)