Dos consejeros provinciales reclaman el cargo

MAY, 23, 2006 |

Gustavo Baroja es el actual viceprefecto.
La pugna por la sucesión en la prefectura se confirmó ayer, cuando el consejero Ramiro Montenegro afirmó que el cargo le corresponde, pues el viceprefecto, Gustavo Baroja, sólo puede estar en funciones hasta enero del 2007.

Montenegro afirmó que Baroja debe asumir su nueva función al momento de la renuncia de Ramiro González (quien será candidato a la vicepresidencia), pero que solamente podría permanecer interinamente hasta que culmine el período para el que fue elegido. En ese momento, se debería nombrar otro prefecto.

Montenegro es consejero desde el 2000 y fue reelecto en el 2004 con el primer lugar de las preferencias electorales. Por ese motivo, afirma que él debería reemplazar a Baroja en enero del 2007.

Montenegro sustenta su afirmación en que, por mandato constitucional, Baroja (quien es consejero desde el 2003) no puede permanecer en el Consejo por un tiempo mayor al que fue elegido.

Según este criterio, Baroja debería dejar la prefectura a inicios del próximo año. Caso contrario, el actual viceprefecto estaría violando la Constitución.

Ramiro Montenegro declaró que incluso existe un acuerdo previo dentro del Consejo Provincial, según el cual Gustavo Baroja sería viceprefecto los dos primeros años del periodo constitucional, y él asumiría este cargo para los dos años restantes.

Esto significaría que, al momento en que Baroja deje la prefectura en enero, Montenegro ya sería viceprefecto, por lo que le correspondería asumir la principal función provincial.

Respuesta
De su parte, Gustavo Baroja aseguró que el artículo 41 de la Ley de Régimen Provincial es el sustento legal que indica que él es el legítimo sucesor de Ramiro González. Dicho artículo expresa que, "en ausencia, temporal o definitiva, del prefecto, será el viceprefecto quien lo reemplace, hasta que se cumpla el periodo por el que fue elegido el titular (el prefecto) con iguales funciones y atribuciones".

Es decir, que una vez que Baroja asuma la Prefectura, debería permanecer en esta función hasta el 2009, año en el que le correspondía entregar el cargo a Ramiro González.

Por otro lado, Baroja aceptó que su período como consejero sí termina en enero próximo, pero responde que, "por disposición legal, yo asumiré la prefectura, por lo que ya no seré consejero. Todas las disposiciones constitucionales en este sentido recaerán sobre quien asuma mis funciones". En otras palabras, quien terminará su período en el 2007 es su consejero alterno, quien asumirá el cargo cuando Baroja pase a ser prefecto.

Finalmente, reconoce que hubo un acuerdo con Montenegro. Pero enfatizó que ese acuerdo era por la viceprefectura, no por la prefectura, y que es al pleno del Consejo a quien corresponde decidir si está de acuerdo en que Montenegro sea viceprefecto desde el próximo año.

El análisis legal
El constitucionalista Antonio Rodríguez dice que, si bien es cierto que un consejero deberá cumplir un período de cuatro años, el artículo 41 de la Ley de Régimen Provincial no admite interpretaciones: "En la ausencia del prefecto González, Baroja tiene que reemplazarlo hasta que se cumpla el tiempo por el que fue electo el prefecto".

Aclaró que no existe ninguna contraposición con la norma constitucional, ya que, en el momento en que el viceprefecto asume las funciones del prefecto, renuncia a sus atribuciones e implicaciones legales como consejero para asumir, en cambio, las del funcionario a quien reemplaza.

Por eso, Rodríguez concluyó que el legítimo sucesor de Ramiro González debe ser Gustavo Baroja, quien deberá permanecer al mando del Consejo Provinicial hasta enero del 2009.