Galo Vela Álvarez

JUL, 07, 2009 | 04:00

Líder. Galo Vela Álvarez se constituyó en un referente de la política ambateña.
Nació en Ambato el 16 de abril de 1944, del hogar formado por Juan Francisco Vela Barona, y Emma Álvarez Saá. Sus estudios primarios y secundarios los realizó en el Centro Escolar Ecuador, el Pensionado Juan León Mera y el Colegio Bolívar.

Durante su niñez y juventud alternó sus estudios con el desarrollo de pequeñas empresas agropecuarias y de comercio, las cuales compartió en su momento con sus hermanos mayores Inés María  e Iván.

A los dieciocho años se trasladó a Quito en donde estudió veterinaria en la Universidad Central durante un año, carrera que no la terminó por la necesidad imperiosa de trabajar a tiempo completo. En esa época tuvo la influencia de su tío, el empresario Carlos Álvarez Saá quien le guió en el camino de los negocios. Regresó a  Ambato, se casó con Gardenia Torres Loza y fruto de su matrimonio procreó tres hijos; Galo Francisco, Nani e Inés María.

Gusto por la lectura
Desde niño mostró un gusto enorme por la lectura por lo que siempre buscaba tener el suficiente sustento económico para poder hacerse de las historietas de época, libros de aventuras, novelas y en fin toda obra literaria que le permitiera involucrarse con la trama de las mismas.

Su afición por la lectura le hizo dueño de una excelente ortografía, mientras la vehemencia de su carácter destruía su caligrafía; más la misma, le serviría después para poder leer corridamente los manuscritos de Juan Montalvo.

Fue orgulloso lector de los artículos escritos por su bisabuelo, el célebre ambateño  Juan Benigno Vela. Le apasionaban los relatos de su padre describiendo su niñez en el  L´Havre, cuando Cristóbal Vela Ortega, su abuelo, se desempeñaba como cónsul en ese puerto Francés.

El empresario
Siempre estuvo ligado a la empresa privada, de inicio instaló pequeños planteles avícolas. Su habilidad para los negocios le sirvió para gerenciar durante casi veinte años las empresas “La Favorita” y “Jabonería Nacional”.
Luego formaría algunas empresas vinculadas al comercio, metalmecánica, panificación, pastificio, textiles y agroindustria, además incursionó con éxito en la agricultura y ganadería.

La vinculación social y empresarial le llevaron a contagiarse de ese coraje e ímpetu propio de los ambateños de bien; fue parte activa de la Cámara de Comercio de la cual fue director en varios períodos y presidente de la misma en dos ocasiones; durante ese tiempo junto a un grupo de compañeros consiguieron para Ambato el Distrito de Aduanas, las Direcciones Regionales de la Contraloría, y del Banco Nacional de Fomento.

Con mucho tesón y esfuerzo lograron desarrollar el proyecto del Parque Industrial Ambato, la fundación del Banco del Tungurahua, y la extensión de la Universidad Católica, entre otros.

Defendió la provincia
Como dirigente gremial luchó siempre por los intereses de la ciudad y la provincia, fue uno de los dirigentes del paro provincial que se protagonizó en el gobierno de Oswaldo Hurtado, en el cual, más allá de conseguir los objetivos de la lucha se consiguió el respeto a la provincia.

Su destacada actuación en las iniciativas que ejecutó, le sirvió para ser invitado a participar en política activa.

Alcalde de Ambato
En 1984 fue electo Alcalde de Ambato, e inició su administración el 15 de abril de ese año. Fue una administración que se enmarcó dentro de una política de servicio, que procuró por todos los medios a su alcance satisfacer las necesidades de la colectividad.

Fue muy claro en la concepción de su cargo, fue electo para trabajar y servir y lo hizo como en todos los actos de su vida de una forma ágil, técnica, consensuada y por sobre todas las cosas con honestidad.

Reconoció siempre a los verdaderos gestores de las obras, y es por esa razón que en muchas ocasiones invitó a ex alcaldes a inaugurarlas, fue muy respetuoso y observador de las disposiciones y resoluciones del Concejo Cantonal.

Proyecto cultural
Se puso en marcha el proyecto “BIBLIOTECA LETRAS DE TUNGURAHUA”, que reconociendo a la urbe como la cuna de la cultura a partir de la instalación de la Primera Imprenta, publicó obras como: “Letras de Tungurahua en la Colonia”, “La Constitución de 1835”, “Breve Catálogo de Errores” de Pedro Fermín Cevallos; “Historia de la Literatura Universal” de Francisco Javier Montalvo; y, de Don Juan Montalvo todas sus obras incluyendo sus escritos inéditos, su epistolario y la edición bilingüe de Selecciones de Montalvo, tanto en francés cuanto en inglés-español, entre muchas otras.

Terminó su administración  el 30 de abril de 1988, pidiendo con modestia que sea la historia la que juzgue lo actuado.

Congresista
Fue electo diputado provincial para el período 1990-1992, se preparó investigando y leyendo los discursos pronunciados por Juan Benigno y por Cristóbal como senadores y diputados.

La sesión de posesión de ese período anticipó con un fuerte temblor que sería uno de esos congresos que brillaría no por sus grandes acciones sino más bien por actos de aleves agresiones, físicas y verbales, que encontraban eco en la prensa para estallar en escándalos.

Jamás trascendió que el diputado Galo Vela Álvarez, contrarió una disposición partidista de auto votarse para ser electo Presidente del Congreso, en una lección de dignidad consignó su voto por uno de sus contrarios, acción que sirvió para ser respetado aún más.

Fue miembro de la Comisión de lo Laboral, representante del Legislativo en la Junta Nacional de Defensa, delegado del Congreso al Parlamento Latinoamericano del cual fue Vicepresidente.

(Fuente: familia Vela Torres)

Vicepresidente y la enfermedad

Por sus propios méritos, y en reconocimiento a una vida pública ejemplar, fue considerado e invitado a participar como candidato a la Vicepresidencia como binomio de Jaime Nebot Saadi, participó utilizando el slogan de “Las provincias olvidadas al poder”, y aceptó dignamente la derrota.

Hombre bueno y correcto, valiente y frontal, equilibrado; fue sencillo con los humildes y altivo con los arrogantes. Su bondad de corazón y desbordante generosidad con propios y extraños serán siempre recordadas.

Todas sus cualidades le permitieron quedarse en el corazón de su pueblo.
En 1989 fue diagnosticado con cáncer, enfermedad a la que enfrentó con hidalguía.

Según los médicos podía vivir con tratamientos adecuados al menos por otros diez años, pero el 7 de agosto de 1992  a los 48 años, fue invitado a servir desde otro sitio, extinguiéndose así otro VELA que ilumino Ambato.

CRONOLOGIA
Galo Vela Álvarez

-Nació en Ambato el 16 de abril de 1944.

- A los dieciocho años se trasladó a Quito en donde estudió veterinaria en la Universidad Central.

- Siempre estuvo ligado a la empresa privada, de inicio instaló pequeños planteles avícolas.

- En 1984 fue electo Alcalde de Ambato, inició su administración el 15 de abril de ese año.

- Fue electo diputado por Tungurahua para el período 1990-1992.

- El 7 de agosto de 1992, a los 48 años, falleció víctima de un cáncer.

GALERIA DE VIDEOS