Trabajo, propiedad y libertad (II)

ENE, 13, 2018 | 00:10 - Por CARLOS FREILE

Carlos Freile

En el artículo anterior intenté reflexionar sobre la relación que se da entre el trabajo y la propiedad. En resumen afirmaba que el trabajo produce propiedad, aunque siempre debe haber correctivos para evitar abusos de quienes pagan por el trabajo; decía también que los gobiernos, no solo de los estados socialistas sino de los llamados liberales, se encargan de confiscar la propiedad, sobre todo de las clases medias.

Ahora planteo la relación entre propiedad y libertad. Es un hecho histórico irrefutable que el deseo natural de los habitantes de poseer bienes y de que estos no sean confiscados impulsó el control a los gobernantes y de allí el nacimiento y perfeccionamiento del gobierno representativo. Es sabido que los impuestos nacieron de la necesidad de mantener ejércitos para entablar guerras para beneficio de los gobernantes cuando estos no tenían controles. Sin embargo, ya en la Edad Media, cuando surgen los parlamentos, el papa Juan XXII (1318) reconoció a la propiedad como un derecho natural. 

El gobierno representativo tuvo otro antecedente histórico: las reuniones establecidas por los monjes para elegir, aconsejar y controlar al superior eran llamadas “parlamentos”, nombre que fue adoptado por los ingleses cuando imitaron a los monjes. El gobierno moderno nace cuando los “hombres buenos” se niegan a pagar impuestos no aprobados por sus representantes. Estos hombres consideraban, con razón, que la imposición de un impuesto violaba sus libertades básicas, entre ellas la de la propiedad, la cual no puede ser confiscada en beneficio del estado. 

Por esta razón los tres fundamentos originales de la Revolución Francesa fueron “Libertad, igualdad, propiedad”, sin esta última las dos primeras no podían darse. En la actualidad el estado pretende igualar a todos en la pobreza, y, de paso, esclaviza a todos, menos a los gobernantes. Estos, si no buscan el bien común, basado en la propiedad, deben ser reemplazados.


[email protected]

 

 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Son la misma cosa

00:35 | | El 19 de julio de 1979, Daniel Ortega era un héroe al frente de la insurrección que derrocó la dictadura de Anastasio Somoza.

¿Qué nos dejó el Mundial?

00:30 | | Celebración de Macron, carisma de Kolinda Grabar y  protesta contra  Putin; burla de colombianos,  caídas de Neymar, himno de Messi, VAR o acercamiento a la verdad; tristeza de Modric.

Pancho Moreno, patrimonio del deporte

00:25 | | Con tristeza se recibió la noticia de la muerte de don Alfonso Laso Bermeo, más conocido en el periodismo como Pancho Moreno, de quien tengo dos recuerdos asociados a los sentidos: la vista y el oído.

Universidad y sociedad

00:20 | | Toda institución tiene una función social. La de la universidad es la reflexión, la producción de conocimiento y la enseñanza especializada en las distintas ramas de la ciencia.

Lección de cinismo

00:15 | | Uno de los peores conceptos de la cultura moderna es el cinismo y su aceptación como forma de vida. Meter en un mismo saco de corruptos al correísmo es un exabrupto.

La verdad

00:10 | | Desde que alguien dijo que la verdad nos haría libres, la así llamada verdad se ha relativizado en el sentido de que cada cual tiene la suya.

¡Qué indignante frustración!

00:05 | | En los años sesenta y setenta, pensar en el socialismo era una especie de estatus intelectual, de grata convivencia en la búsqueda de la redistribución equitativa de las riquezas.

GALERIA DE VIDEOS