Secciones   /   Valles

La vía a Nayón merece atención antes de la llegada de las lluvias

ENE, 13, 2018 |

Reconstrucción. Así se recupera parte de la mesa de la vía que cayó en mayo de 2017. Un vecino de la zona, Claude Roulet, advirtió del riesgo en noviembre de 2015 (foto de la derecha de Claude Roulet).
Reconstrucción. Así se recupera parte de la mesa de la vía que cayó en mayo de 2017. Un vecino de la zona, Claude Roulet, advirtió del riesgo en noviembre de 2015 (foto de la derecha de Claude Roulet).
Caída. 19 de mayo de 2017. Parte de la vía colapsa. Curva riesgosa. (CR)
Riesgo. Bordos trizados en la calle Tejada pueden caer a la vía a Nayón.
Vereda. Por aquí pasan decenas de empleadas que laboran en la zona.
Descuido. Plantas cubren la vereda frente a la del puente de madera.
Atención. Peatón y ciclista son vulnerables por derrumbes o los autos...
presión. El tráfico intenso en la tarde del 20 de mayo de 2017. (CR)

A finales de año publicamos la nota ‘En la vía a Nayón aún se siguen ejecutando obras’. Uno de nuestros lectores, Claude Roulet, nos escribió y nos hizo una crítica: la nota carecía de enfoque ciudadano. Y tiene razón.

A Roulet le preocupó que en uno de los párrafos hayamos hablado de “tareas concluidas”. Él conoce al detalle la zona y más el tramo entre el redondel del complejo Ekopark y el pueblo de Santa Ana de Nayón, que acoge en promedio a 17.000 vecinos y es el vivero de Quito, por su economía consagrada a las plantas.

Nuestro lector, mientras viajaba en bus el 23 de noviembre de 2015, observó que había un riesgo en la peña. Desde entonces asumió una tarea digna de Sísifo con comunicaciones al Municipio advirtiendo el peligro de un derrumbe (ver cronología). Aquello ocurrió finalmente el 19 de mayo de 2017. 

El gobierno local está trabajando en la zona y ha avanzado en un 30% en la reconstrucción de la vía, cuyos restos fueron a dar a la quebrada Jatunhuayco.

Salimos a caminar con Roulet. Fue una travesía en la calle Leonardo Tejada y la vía a Nayón, entre pasamanos suspendidos en el aire, peñas agrietadas, y veredas no aptas para quien sufre de vértigo. (IFP)

 

El largo camino de la prevención 

° 23 de noviembre de 2015: Claude Roulet, desarrollador web de origen suizo, viaja de vuelta a casa en Santa Ana de Nayón. La peña roída en una curva llama su atención. Se baja y documenta el riesgo. Envía decenas de cartas a autoridades locales.

° 26 de agosto de 2016: un funcionario de la Administración Zonal Espejo acompaña a Roulet y juntos identifican otros puntos conflictivos.

° 19 de mayo de 2017: cae parte de la vía. Se colocan cintas plásticas.

° 1 de julio de 2017: se retira los escombros de la vía (basura, materiales de construcción, troncos, llantas, tubos, cables...). Son arrojados a la quebrada Jatunhuayco.

° 4 de julio de 2017: se solicita una alternativa para la estabilización de los taludes, muchos muy socavados. °   5 de julio de 2017: más de un mes después, se reabre la vía a Nayón, pero los riesgos para entonces no habían sido subsanados.

° 13 de octubre de 2017: se inicia la construcción de sistemas de drenaje de aguas lluvia, en un tramo aproximado de 630 metros.

° 20 de diciembre de 2017: comienzan los trabajos de construcción de un muro de contención en la parte donde el 19 de mayo del 2017 cayó el filo de la vía. 

 

 

 

Más Noticias De Valles

Un peluche ayuda a niños con problemas de aprendizaje

Sábado, 12 de enero de 2019 | | Este proyecto se aplica en instituciones educativas de Quito, Ambato y Costa Rica.