Banco de Alimentos de Quito un puente para la solidaridad

MAY, 24, 2018 |

SERVICIO. En el Banco de Alimentos de Quito se venden productos a bajos costos para personas de bajos recursos.

Se puede aportar como voluntario o hacer donaciones para que la iniciativa siga beneficiando a más gente.

Este puente está bien cimentado y el primer paso para cruzarlo es entrar por la puerta del Banco de Alimentos de Quito. María Quishpe lo hizo desde hace seis años. Es madre de 10 hijos y empezó como voluntaria en el proyecto al que sus creadores definieron desde el inicio como una vía de conexión entre quienes producen los alimentos y las comunidades más pobres, tomando en cuenta que cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos en el mundo.

Todas las mañanas, la mujer de 56 años llega a la despensa, en el sector de San Bartolo (sur de la ciudad), para acomodar los productos con sus compañeras y esperar a las personas que llegan a hacer sus compras. De la refrigeradora saca pulpas de frutas congeladas y alista el café y las galletas que se van a vender. 

En los percheros están los alimentos que los voluntarios recuperan del Mercado Mayorista y las donaciones de empresas que destinan los productos fuera de la fecha de comercialización (aptos para el consumo). El kilo de frutas y verduras se vende a 12 centavos y los otros productos cuestan el 10% de su valor comercial.      

A ese monto lo conocen como ‘cuota de recuperación’ e incluye el porcentaje que se gasta en la logística, transporte y almacenamiento. José Luis Guevara, gerente de operaciones del Banco de Alimentos, explica que a escala mundial la propuesta de esta iniciativa es no fomentar la mendicidad, por lo que se cobran valores simbólicos. 

Él también empezó como voluntario en el proyecto que nació en 2003 y ahora forma parte de la administración, pues cree en la iniciativa y en la necesidad de que siga creciendo para llegar a muchas más familias de bajos recursos que pasan por entrevistas y visitas a sus casas para conocer su situación.

DIÁLOGO. Para acceder al servicio, las personas pasan por un proceso de inscripción en el que se realiza una entrevista.

Sumando esfuerzos
Este mes, las inscripciones para ser parte de los beneficiarios volvieron a abrirse. Las entrevistas duran cerca de 40 minutos por persona. Hay tres escritorios en los que representantes del Banco recolectan la información los interesados en acceder al servicio. En la oficina de a lado, cuatro estudiantes del colegio Consejo Provincial se dedican a revisar la lista de datos de los benefactores y recopilar información. 

EL DATO
Del 25% al 42% de los ecuatorianos viven en condiciones de pobreza, pobreza extrema e indigencia, según el INEC.
Ellos son parte de un plan piloto que empezó este año para que los chicos puedan cumplir con sus horas de práctica en la fundación. Este miércoles en particular, las oficinas reciben a más cantidad de gente por el proceso de inscripción que se realiza cada semana. Hay una fila de al menos 20 personas.

Los retos para la institución son muchos, reconoce Guevara pero se muestra optimista porque cada día suman esfuerzos. Están a punto de iniciar proyectos piloto con las cadenas de restaurantes y supermercados KFC, Santa María y el grupo La Favorita.

Con el último se ha tenido conversaciones desde hace meses para recibir donaciones de productos. Por la cantidad que ellos pueden aportar, que está entre 5 y 7 toneladas, deberán ampliar el espacio hacia una bodega de 2 mil metros con la que aportará la Universidad Politécnica Nacional que ha estado presente en el desarrollo del que ahora es uno de sus proyectos institucionales. 

ESPERA. En un nuevo proceso de inscripción que inició este mes, la gente espera para su entrevista en el Banco de Alimentos de Quito, ubicado en San Bartolo.

Causa social
El Banco de Alimentos de Quito empezó hace 15 años cuando un grupo de jóvenes liderados por Alicia Guevara, la presidenta actual, decidió tomar acciones concretas frente al desperdicio de alimentos en la ciudad. Guevara había conocido el concepto de banco de alimentos durante sus estudios en la Universidad de Lovaina en Bélgica y propuso desarrollar la idea en Ecuador.

TOME NOTA
Las inscripciones para poder acceder al Banco de Alimentos de Quito son los miércoles desde las 09:00.
Desde el inicio se creó como una iniciativa que serviría de “puente entre los sectores productivos y alimentarios en general y las comunidades más pobres”.   

Empezaron en el barrio Pío XII (sur) con una empresa que les donaba embutidos y siempre contaron con el apoyo de voluntarios. Hoy, alrededor de 20 personas recorren los sábados al Mercado Mayorista para recolectar productos. 

En la despensa actual, María de la Cruz, su hija Tania Tamayo y su nieto Matías compran los productos para la comida semanal de las seis personas que viven en su casa. Son parte de los beneficiarios desde hace varios años y reconocen que la ayuda es muy buena, pues De la Cruz mantiene el hogar con los ingresos que reúne lavando ropa. 

9.637
personas se benefician del Banco de Alimentos de Quito.
Después de su entrevista, Maribel Lema, de 30 años, mira las promociones de galletas con emoción. Las va a comprar para sus hijos menores. Cuenta que se dedica a la costura y que hace siete meses su esposo los abandonó. “Las mujeres somos valientes”, dice con una sonrisa y añade que volverá cada semana para conseguir productos para ella y sus cinco hijos. (PCV)  

¿Cómo donar o ser voluntario?

100
toneladas de alimentos aptos para el consumo se desperdician en Quito.
° Todos los sábados, a partir de las 08:30, los voluntarios del Banco de Alimentos de Quito se reúnen en el Mercado Mayorista (sur de Quito) para recuperar los alimentos que están en buen estado, pero van a ser desechados por diferentes motivos. Para participar con el grupo o aportar con donaciones de productos puede contactarse a través de los teléfonos 27 30 483, 09 99 35 65 84, el correo electrónico [email protected], en Facebook @banco.de.alimentos.quito o en la página web www.bancodealimentosquito.com.  
 

Más iniciativas
° Si está buscando donar alimentos también lo puede hacer a través del Albergue San Juan de Dios, ubicado en las calles Tumbes Oe6-98 y Bahía de Caráquez, en el sector de San Diego. Ahí se pueden entregar prendas de vestir y otros productos. 
 

Más Noticias De Noticias de Quito

Rumiñahui: 160 camales clandestinos

| Varias familias del sector se dedican a la venta del hornado y demandan un sitio para un faenamiento permanente.

Cumbayá pide estación

| La población reclama un punto de transferencia y plazas de estacionamiento.

Equipos de Fútbol tienen sus amuletos y ritos religiosos

| Figuras religiosas, tradiciones y anécdotas unen al deporte más seguido en el Ecuador y a la religión Católica.

Feria previene los incendios forestales

| En un panorama en el que el 99% de los incendios forestales son ocasionados por seres humanos y los daños que provocan le han costado al país aproximadamente 112 millones de dólares, según el Ministerio de Ambiente de Ecuador, quizá la pregunta más urgente es ¿Cómo se puede evitar esta situación?

Incendios se vigilan desde torres

| Hay 162 sectores susceptibles a incendios forestales, según el Plan de Prevención y Respuesta.

Inti Raymi 2018: danza, música y rituales revitalizan la tradición en Quito

| Con danza, música y rituales se agradeció a la Pacha Mama por un ciclo de abundancia de alimentos.

Una guía turística que rompe el silencio

Sábado, 23 de junio de 2018 | | La propuesta fue creada por Leonardo Figueroa, graduado de Diseño Gráfico Publicitario.

Librerías independientes de Quito unen fuerzas para impulsar la lectura

Jueves, 21 de junio de 2018 | | Proponen llegar a los lectores con conceptos que rebasan el esquema de las librerías tradicionales.

Casa cultural Uvilla, un refugio de la cultura

Miércoles, 20 de junio de 2018 | | El sitio está en Miraflores. Hace cinco años se ocupa con una visión artística.

Ecuatoriana que lleva nueve meses viajando con una mochila al hombro

Martes, 19 de junio de 2018 | | El objetivo de la guayaquileña Nicole Bonilla es viajar por tres años y demostrar que todos pueden hacerlo.

GALERIA DE VIDEOS