Secciones   /   Valles

Ilaló en riesgo por los incendios y la tala

JUL, 07, 2018 | 17:52

Labor. En la zona se encuentran árboles recién sembrados.

La reforestación con especies nativas  es una alternativa para proteger el cerro.
 

Aunque el cerro Ilaló es el guardían de la vida de los valles de Tumbaco y Los Chillos, al oriente del Distrito, está en riesgo debido a factores como los incendios forestales y la tala de árboles.

Los habitantes de la zona Olaya confiesan que ellos mismos talan los árboles para su uso cotidiano. “Hay mucha deforestación. Bastante. Nosotros sí hemos deforestado, pero asimismo reforestamos”, cuenta Derian Bonilla, morador del sector.

El hombre aclara que hay vecinos que “no plantan de nuevo”. Ellos están conscientes de que, pasado los 2.600 metros sobre el nivel del mar no deben ni deforestar ni habitar.
 

Una acción oficial
La Secretaría del Ambiente del Distrito tomó acción. “Lo que hemos logrado el año anterior es suscribir una moratoria solicitando a los ministerios de Ambiente y de Agricultura que no se sigan dando estos permisos y licencias de aprovechamiento forestal durante, al menos un año”, dice la secretaria de Ambiente, Verónica Arias.
 

Los problemas
Algunas personas que habitan en las faldas del cerro cuentan que el problema no solo es la deforestación, sino también los incendios y la población de las laderas. 

Al respecto, Elena N. (nombre protegido), denuncia que sus vecinos “cortan césped y árboles” que luego comercializan en la ciudad. Agrega que también se siembran especies inadecuadas. “Lo que más han sembrado es eucalipto. Un árbol que se absorbe toda la humedad de la tierra”, explica.

14.700
árboles nativos se han reforestado en el Ilaló.
Incluso, dice que hay personas que están construyendo lugares prohibidos. A esto se suman los incendios que generalmente se presentan en verano. “Aquí sí hay incendios, pero como la montaña no tiene humedad, enseguida se vuelve amarilla”, agrega. 

Elena lamenta que el cerro esté perdiendo su verdor en la zona de Tumbaco. “Al otro lado que se ve el Valle de Los Chillos, usted ve todo poblado de árboles”, dice.

 
Proyectos  ambientales

La capacitación y la reforestación son dos de las acciones que se realizan para conservar el Ilaló. Esos proyectos se trabajan con las comunidades: La Toglia, Alangasí y la Tola Chica. Esta última intervenida en 35 hectáreas. 

“Muchas de ellas son para captación de agua, cosecha de lluvia, mucha capacitación en temas de incendios forestales. Porque es importante mantener la cobertura vegetal”, indica Arias. 

Además, está el plan de reforestación en las zonas de la Toglia, San Francisco de Baños, Tola Chica, La Merced, Alangasí y Guangopolo. Los árboles sembrados son: aliso, pumamaqui, arrayán, cedrón, entre otros. (JDS)

GALERIA DE VIDEOS