Peligroso cóctel

NOV, 18, 2018 | 00:14 - Por MARIANA VELASCO

Política y espectáculo no deberían mezclarse ni relacionarse pero en la práctica lo hacen. A tal punto que la primera se convierte en la segunda. Siempre quedará la duda de si es marketing, fachada, fama o apoyo real a una determinada causa. ¿Lo hacen por convicción o por imagen? Para algunos, la actividad proselitista es nueva y posicionarse en la arena electoral lleva tiempo. Serán  condenados por hablar y también por callar. Los medios hacen lo suyo.


Al reconocer que la política trae una carga negativa que va de la corrupción a la avaricia, del blindaje a la perversión sin importar de donde venga, la tentación  hizo de la suya. Deben abandonar el cómodo pedestal de admirados, queridos  y pasar al  sórdido  camino de la política  en el proceso electoral de marzo de 2019.


Hay que recordarles que, ser un personaje público obliga a estar bien informados, a saber de normativas legales, ordenanzas, reformas  polémicas,  a tener puntos de vista sobre  tal o cual acontecimiento, que cual torbellino dará vueltas en el país y hasta  en el mundo. Serán fuente recurrente de información y así como  las redes facilitan  que un discurso llegue a miles de millones de usuarios en milésimas de segundo, también permiten  ser portadoras del rechazo, humillación y críticas a niveles exponenciales. Perderán  votos, dinero y, a la larga, credibilidad.


En las coyunturas del binomio (show y política), los ánimos se ajetrean  y los impulsa a hablar, a reclamar, a posicionarse políticamente. La opinión de estas figuras será viral al convertirse en referentes del imaginario social que, por cierto, cada vez es más volátil.  El público de a pie, sabio como es, sabrá reflexionar  y decidir que ser “famoso” conlleva algo más que conseguir la mejor mesa en un restaurante.


[email protected] 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Pensemos con cabeza fría

00:15 | | Como suele ocurrir, la visita del Presidente y una importante delegación de empresarios a China, es objeto de debate.

Luchador contra el totalitarismo

00:10 | | El 11 de diciembre de 1918 nació Alexander Solzhenitsyn, extraordianrio novelista (“Un día en la vida de Iván Denísovich”, “El Primer Círculo”, etc.) y valiente opositor al régimen soviético (“Archipiélago Gulag”, etc.).

La trampa de la inmediatez

00:05 | | Hace unas décadas los periodistas luchaban por la primicia, algo exclusivo para sus lectores.

GALERIA DE VIDEOS