El pasillo tiene su casa en el Centro Histórico

DIC, 18, 2018 |

Recuerdos. Parte de la muestra son réplicas de lugares populares de la época.

El Museo está habilitado en un 70%. En enero estará totalmente funcional. 

Una pequeña sala de espera, donde se proyectan relatos de los artistas ecuatorianos, es el punto de bienvenida al Museo Escuela del Pasillo,  un ritmo musical considerado Patrimonio Inmaterial del Ecuador.  

“Que distintitos los dos, tu vida empieza…”. Esa canción se llama ‘Sendas distintas’, dice Alberto Robles, como añorando tiempos pasados. Acto seguido, pide información para visitar el sitio, ubicado en las calles García Moreno y Bolívar, en el Centro Histórico.  

El espacio está concebido para que los recorridos se hagan en orden cronológico. Así, los visitantes inician el recorrido conociendo la música de la época Precolombina, luego se adentran en la evolución  de melodías que se dio en la Colonia hasta que llegan al ‘vals’, según explica el musicólogo Mario Godoy. 

El museo ocupa un edificio patrimonial, levantado en 1907, donde funcionaba el archivo histórico del Banco Central. Tiene tres plantas en las cuales se exhiben partituras, melodías y personajes que han marcado y aún marcan la historia del pasillo.
 

Sensaciones y cercanía
En la Sala sensorial, donde reina la oscuridad, la gente que ingresa debe reconocer reproductores musicales, como pianolas o vitrolas. El reto es que lo hagan en un lapso de tres minutos y utilizando todos sus sentidos. 

“Es una de las salas más visitadas”, indica Ricardo Rivadeneira, museógrafo y consultor de la Presidencia de la República.

Otro de los espacios que ha gustado a la gente y que también está en el primer piso del museo, es el que recrea la época dorada de la radiodifusión.
Se observa lo que era Radio Quito, popular por sus radionovelas. El ambiente de esta sala se complementa con las figuras de cera del dúo Benítez y Valencia. 

Aunque aún no se encuentra habilitada, en el museo también funcionará la cantina ‘El aguacate’, nombre de una de las canciones más representativas del género.  Ahí, la gente podrá, tomar café, vino hervido y comer mientras escuha música en vivo.

A medida que avanza el recorrido es notoria la cercanía de los objetos que forman parte de la muestra. A diferencia de otros sitios de este tipo, en el Museo Escuela del pasillo no hay vitrinas, barreras o letreros con el mensaje ‘No tocar’. 

Rivadeneira dice que esto se debe a que el objetivo nunca fue mantener los instrumentos como obras de arte, sino que se conserven y mantengan como bienes de uso público y común. 

Esta idea fue debatida al inicio, se propuso inclusive tener pedestales para evitar daños. Sin embargo, la gente ha respetado los objetos y se mantienen intactos. 
Aunque en cada ambiente se emula la época de inicios y finales del siglo XX, la tecnología actual está presente con el fin de crear una experiencia interactiva. Las muestras trabajan con códigos QR, realidad aumentada y realidad virtual. 

“Es lo que queríamos. Tener una memoria sonora con artículos que se puedan tocar y que, mediante el sonido y las vivencias, el patrimonio se rescate”, señala Rivadeneira.

 
Estructura
El museo se divide en siete salas. Cada una con guías, nomenclatura y señalética. Sin embargo, es opcional tener una visita guiada o recorrer el sitio de forma independiente. 

Existen las denominadas ‘salas de sala’, donde los visitantes que quieran conocer más sobre discografías o intérpretes acceden a una ficha informativa que contiene todos esos detalles. 

En la segunda planta predomina la temática de compositores, artistas e intérpretes. El espacio tiene como fin dar realce a los talentos que, con su voz y letras, han forjado la historia del pasillo. 

Hay un lugar con 94 retratos y cinco bustos de los principales compositores nacionales, cuyos textos trascendieron fronteras.

1.300
personas visitaron el museo el día de su apertura.
Inconscientemente, los visitantes tararean ‘Sombras’, una de las canciones que suenan mientras se realiza el recorrido. “Es como entrar en una máquina del tiempo”, dice Sonia Calvache, quien ha visitado el museo en dos ocasiones.   

Antes de avanzar la gente se detiene a admirar la imagen de cera de Julio Jaramillo, acompañado por su guitarra. Ahí, empieza el área de intérpretes y los distintos tipos de estilos. 

Esta parte se montó gracias a músicos que donaron objetos y bienes. Ahí, los visitantes se fotografían junto a las prendas de sus intérpretes favoritos.

La interacción no termina, todos pueden subir al escenario y ser, por un momento, una estrella de la añorada época del pasillo. Esto, porque hay un karaoke, que se habilitará próximamente. En ese espacio las personas eligirán una canción en una rockola y una cámara se activará. Al final, el cantante se llevará el video como recuerdo. (AVV)

FRASE

En el Museo Escuela del Pasillo no solo se veneran las cenizas, sino que se transmite el fuego”. Paco Godoy Compositor

Escuela para nuevas generaciones
°  Que el género musical del pasillo no se pierda y lograr que las nuevas generaciones se involucren es el objetivo de la Escuela del Pasillo, por eso, se dictan talleres gratuitos de canto, guitarra, arpa, bandolín, piano y acordeón. Esto se hace en la tercera planta del museo.

Las clases iniciaron en octubre y se trabajan en módulos de tres meses, bajo la dirección del maestro Cristian Naranjo.

Entre 7 y 10 personas conforman estos grupos que se abrirán paulatinamente. Las inscripciones están disponibles y no hay límite de edad. Los interesados deben acercarse al museo y solicitar un formulario presentando una copia de cédula.

“La idea es que el pasillo siga transformándose, siga creándose y que nazcan compositores y canciones nuevas”, destaca Ricardo Rivadeneira.

Sobre esta transformación, el compositor Paco Godoy destaca que el arte es atemporal y que lo que es de calidad seguirá siéndolo.

Taller de luthier 
°  Madera, martillos, lijas, pinturas y más son parte del lugar donde se recrea el trabajo que se hace en un taller de luthier, mismo que contó con la asesoría del artesano, Hugo Chiliquinga.

Esta exposición será interactiva, pues se dictarán clases de fabricación de guitarras la técnica de charolado, que permite tener un mejor sonido, y de elaboración de cuerdas.


Datos

Curiosidades del pasillo

° ‘Sombras’ es considerada la canción universal ecuatoriana de este género

° Originalmente, ‘Sombras’ es un poema de Rosario Sensores (mexicana) que el ecuatoriano Carlos Brito musicalizó.

° El 1 de octubre es el día internacional del pasillo en honor al natalicio de Julio Jaramillo

° Muchas de las letras de los pasillos se inspiraron en la ‘generación decapitada’, un grupo de poetas ecuatorianos del siglo XX.

Más Noticias De Noticias de Quito

Alcalde pide 5.000 policías más para Quito

| Ayer se reunieron autoridades municipales y del sistema nacional de emergencias.

Se analizarán los escenarios para la operación del Metro

| El Alcalde, Jorge Yunda, pide reunión de las autoridades del Metro y de la Movilidad para empezar a discutir quién operará el sistema de transporte.

Mascotas: hay que pasar del ‘regalo’ a la adopción responsable

| Expertos señalan que la intención del Alcalde es buena, pero aclaran que los animales no son obsequios.

Quito en campaña contra los grafitis vandálicos

| A partir de esta semana, el Municipio impulsará la campaña ‘Con tu aporte pintamos Quito’, que se enfoca en limpiar de grafitis vandálicos las fachadas de la ciudad.

‘Ola rosada’ para diagnosticar a tiempo el cáncer de mama

| El movimiento ‘Pinktate’ recordará el 19 de cada mes hacerse el autoexamen.

Inscriba su proyecto y sea parte de ‘Quito Cultura’

| Hasta el 7 de julio se podrá llenar un formulario para ser parte de la agenda.

Planifique bien su agenda para las vacaciones

| El fin del periodo escolar trae consigo la oportunidad de visitar parques, complejos y museos.

Políticas antisoborno para la Secretaría de Movilidad

| Permitir a la ciudadanía vigilar cómo se administran el dinero público, especialmente el que se entrega en contratos.

El doctor del acordeón

Lunes, 17 de junio de 2019 | | El cuencano Jorge Delgado tiene 67 años. Aprendió a reparar acordeones con su abuelo y, desde hace 13 años, su ‘clínica’ está en el barrio La Villaflora. Por SANTIAGO FERNÁNDEZ

Alabanzas para ‘cabecear’

Domingo, 16 de junio de 2019 | | El ‘white metal’ o metal cristiano es un movimiento de músicos que llevan una relación positiva con la religión.

‘Siempre me enfoqué en hacer obra social’

Sábado, 15 de junio de 2019 | | Lilia Yunda habla de sus proyectos y el amor que siente por los animales.

El ruido de la ciudad puede provocar sordera

Jueves, 13 de junio de 2019 | | Una campaña intenta mostrar las consecuencias de la contaminación sonora.

4 pasos para reducir el plástico de un solo uso

Martes, 11 de junio de 2019 | | Este es un material muy contaminante. Tarda de 150 a 1.000 años degradarse.

El K-Pop toma fuerza en Quito

Jueves, 06 de junio de 2019 | | Los parques urbanos son el punto de encuentro para aficionados de esta tendencia proveniente de Corea del Sur.

Paisajes de la Costa se exponen en 3D

Miércoles, 05 de junio de 2019 | | La exposición es por los 250 años del natalicio de Alexander Von Humboldt.

Los paisajes de Mejía se disfrutan más a lomo de caballo

Martes, 04 de junio de 2019 | | El cantón tiene una oferta turística que incluye cabalgatas, ciclismo y gastronomía.