‘Efecto cocuyo’

FEB, 17, 2019 | 00:02 - Por FABIAN CUEVA

Fabián Cueva Jiménez


El ‘cocuyo’ es un coleóptero que en  la noche despide una brillante luz azulada, solitariamente no alumbra mucho, pero unidos, cientos o miles son capaces de iluminar la noche. Un medio digital tomó el nombre de ‘efecto cocuyo’, para alumbrar en Venezuela la lid para recuperar la democracia.

En educación, la Unidad Democrática del Sector Educación es el gran conjunto de luciérnagas,   su propósito: “Luchar juntos, al lado del pueblo sufrido, para  reconquistar la libertad”. 

Desde esa instancia, en un discurso para el mundo se puntualiza que el prepotente e ignorante presidente ha causado una crisis humanitaria: salud, alimentación, seguridad y educación. Todo conlleva a un resultado, pobreza intelectual en niños y adolescentes. 

Frente a las  distorsionadas y mentirosas declaraciones de Elías Jaua, exministro de Educación, ante la 39 Conferencia General de la Unesco en 2018, tres profesoras,  tomando  investigaciones de 20 movimientos y organizaciones, de 17 referencias creíbles, han organizado un documento que deja al descubierto políticas educativas incoherentes.

Dicen que la realidad es la crisis alimentaria ataca directamente a los estudiantes, en especial a los más vulnerables; la deserción escolar aumenta debido a la pobreza; el salario del educador y su valor profesional se ha desplomado; no se construyen escuelas, en  las que hay, falta electricidad y agua; la diáspora de estudiantes y docentes va en aumento; hay improvisación y anarquía en la aplicación del currículo; las acciones pedagógicas ahora son políticas, tramposas y sectarias; los diversos apoyos son solo para quienes ostentan el “carnet de la patria”; la violencia escolar e inseguridad pública ha aumentado y está presente la persecución y acoso laboral.

Amerita el pedido para que la Asamblea venezolana declare emergencia educativa y que el presidente Guaidó  demande por crímenes de lesa humanidad: se  causa sufrimiento, se atenta contra la salud mental  y física, lo vemos en Ecuador diariamente. El Estatuto de la Corte Penal Internacional es claro. El “efecto cocuyo” aumenta.

fabcueva@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

fcueva@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Caminar al margen de la historia

00:15 | | Sin que la Función Judicial en su conjunto no  cumpla con el papel que le corresponde, nuestra democracia seguirá en el abismo en el que está.

Se acaba la paciencia

00:10 | | El FMI acaba de otorgar a Ecuador un préstamo de 4.200 millones mientras que la Unión Europea ya estipuló entregarnos un financiamiento de 51 millones de dólares, no reembolsables, para dos provincias de la Costa.

Adiós Unasur

00:05 | | Los gobiernos progresistas, que algunos los denominan del socialismo del siglo XXI o simplemente populistas para trascender sus odios ideológico-políticos a todo cuanto huela a izquierda, con Hugo Chávez de Venezuela.