Secciones   /   Policial

Dos detenidos por la Policía sospechosos de violencia machista

FEB, 17, 2019 |

EFE

Dos ciudadanos fueron detenidos en las últimas 24 horas en Ecuador, como sospechosos en sendos casos de violencia machista con intentos de femicidio no consumado, informó ayer la Policía Nacional.

El último caso se registró la mañana de ayer cuando efectivos policiales del distrito norte de Cuenca, en el sur del país, recibieron una llamada del servicio de seguridad integrada ECU-911, que alertaba de que se había producido un intento de femicidio.

El suceso ocurrió en el sector Voluntad de Dios de Llacao y, de acuerdo con un comunicado, la “rápida acción policial permitió aprehender al ciudadano (agresor) Luis R., quien con un arma de fuego artesanal habría disparado en contra de su cónyuge Johana N.”.

La víctima resultó herida en el tórax y fue trasladada al Hospital Regional de la ciudad, donde se encuentra en situación estable, aclaró la Policía.

El victimario fue puesto bajo custodia de la autoridad competente que dispuso su inmediata detención, a fin de iniciar las respectivas investigaciones.

Asimismo, el arma de fuego y otros indicios encontrados en la escena de los hechos fueron puestos bajo cadena de custodia con fines de investigación.


El Dato
El Código Orgánico Integral Penal en su artículo 141, sanciona el delito de femicidio con una pena privativa de libertad de 22 a 26 años de prisión.

En Latacunga

Otro intento de femicidio sucedió en la noche del viernes en Latacunga, que concluyó con la detención de un individuo que agredió en la vía pública a su pareja sentimental y portaba un arma blanca.





Agentes policiales se percataron del ataque cuando patrullaban una zona de esa localidad andina y neutralizaron al agresor.

“Luego de un registro minucioso se le encontró un cuchillo a la altura de la cintura, que pudo haber sido utilizado en contra de la víctima”, apunta otro comunicado de la Policía que detalla el suceso. Según el mismo, el agresor es un ciudadano de 37 años identificado como Julio N., que se encontraba con “aparente halitosis alcohólica” y que “minutos antes de la agresión había realizado una llamada telefónica a la víctima amenazándola de muerte”.

La acción policial impidió una tragedia mayor, anota el comunicado, que precisa que la víctima fue trasladada a un centro sanitario tras presentar hematomas en el rostro y cuerpo.

El agresor fue trasladado hasta la Fiscalía de turno y puesto bajo disposición de la autoridad competente para efectuar la respectiva audiencia de flagrancia.