El poder

MAY, 23, 2019 | 00:10 - Por Rodrigo Contero Peñafiel

Rodrigo Contero

Se entiende como poder la capacidad de dirigir o impedir las acciones actuales o futuras de otras personas o grupos.  Es la manera de lograr que la gente adquiera conductas, que de otro modo no sería posible. No hay duda de que el poder tiene un componente material y otro psicológico; una parte perceptible y otra que existe en nuestra mente, por tanto, podemos evaluar sus límites, alcances y consecuencias.

Para ejercer el poder se necesita de un equipo de personas que se relacionen entre sí y con un líder; y, para que esto funcione se requiere de: mensajes para lograr que la gente se comporte de cierto modo y vean de manera distinta lo que en la práctica no cambia; recompensas o incentivos para que la gente haga lo que en otros casos no harían, a cambio de oportunidades y trabajo; estímulos sobre el uso correcto de los bienes materiales; el reconocimiento de la fuerza o coacción como una potestad exclusiva del Estado, para la protección de los ciudadanos, el orden público y la estabilidad. Así, las personas adquieren el compromiso de comportarse adecuadamente y evitar problemas. Estos cuatro componentes pueden ser ideales para reforzar la capacidad de un gobernante.

El poder nunca se ejercerse de manera aislada, involucra siempre otros actores que hacen posible adquirirlo, difícil utilizarlo y fácil perderlo. A los errores que se van cometiendo, por los difíciles retos que supone tenerlo, se suma el comportamiento inadecuado de personas que ansían tenerlo; nacen así los gobiernos autoritarios o dictaduras dirigidas por caudillos que degradan el poder destruyendo sus países o quedándose en la pobreza. 

Está demostrado que el socialismo conduce a los pueblos a la miseria, el abandono, el hambre y la destrucción; todo sedicioso gobierna con imposiciones y decretos, atrapa el poder y la justicia, destruye la economía y las libertades, crea conflictos, negocia con el narcotráfico y el terrorismo, practica el espionaje, controla a coidearios, opositores y contradictores; su modo de pensar es paranoide. 


Dr. Rodrigo Contero Peñafiel
rcontero@gmail.com

 

COMENTA CON EL AUTOR

rcontero@gmail.com

Más Noticias De Opinión

El terrorismo nos afecta a todos

00:20 | | Seis bombas han estallado en la Universidad de Guayaquil. Solo se registran pérdidas materiales, pero se ha sembrado el terror entre sus estudiantes, profesores, funcionarios y trabajadores en general.

Posturas irracionales

00:15 | | Hace pocas semanas una noticia tuvo una pequeña repercusión en los medios y en las redes sociales: grupitos de personas habían acudido a algunas curias episcopales católicas para expresar su deseo de apostatar de la fe.

Oportunidades para periodistas…

00:10 | | Uno de los refranes populares que ha rondado mi cabeza en los últimos tiempos es aquel que dice: “en casa de herrero cuchillo de palo”.

Música para oír y ver

00:05 | | Hace poco escribí sobre no detenernos ni  paralizarnos en los sueños educativos, invoqué mayor presencia de la enseñanza  musical en escuelas y colegios,  identificándome.