¿Se puede determinar si un curso vacacional es seguro?

JUL, 10, 2019 |

Objetivo. Promover el desarrollo de la personalidad, las aptitudes y las capacidades mental y física debe ser una de las metas de estos espacios.

Una vez que las clases terminan, los cursos vacacionales son una opción para que niños y adolescentes ejerzan su derecho al juego, a la recreación y al ocio. 

Verónica Moya Campaña, secretaria ejecutiva (e) del Consejo de Protección de Derechos del Distrito, indica que las propuestas recreativas vacacionales son una responsabilidad, principalmente de los padres, quienes tienen la obligación de saber dónde dejarán a sus hijos. 

En 2015, la dependencia realizó la guía ‘Directrices para la protección de niños y adolescentes en actividades lúdicas y recreativas’. Durante esta temporada, el documento se difunde entre las personas e instituciones que promueven cursos y campamentos.

El documento, que está disponible en el portal del Concejo (www.proteccionderechosquito.gob.ec),  establece los parámetros para el funcionamiento de estos espacios y para garantizar la integridad de los asistentes. 


Autorización 
Moya señala que las colonias vacacionales municipales han asumido esta guía como una política pública. 

El reto, según la funcionaria, es que todos los centros que ofertan estos servicios (así sean privados) también lo hagan.

La funcionaria informa que no existe una institución a cargo de regular el funcionamiento de estos espacios y la mayoría no cuenta con un permiso. “Estamos tratando, desde el año anterior, que el Municipio haga una ordenanza que regule esto”. 

En este escenario, son los padres quienes deben verificar que el lugar cuente con la autorización de los bomberos y el aval de un ente rector. Por ejemplo, si el curso brinda una oferta deportiva, su planificación debe haber sido aprobada por el Ministerio del Deporte. 

En el caso de trabajar con menores de 5 a 8 años, lo ideal sería que el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) haya tenido participación.  (AVV)

FRASE

Trabajar con niños en cursos vacacionales no es cualquier cosa. Es trabajar con personas que están, posiblemente, en espacios desconocidos, a los que hay que protegerles, tratarles bien e integrales”. Verónica Moya Campaña, secretaria ejecutiva (e) del Consejo de Protección de Derechos (DMQ). Cuidado con el lugar  
° Los espacios donde se realicen las actividades recreacionales deben cumplir con las seguridades del caso. 

Asegúrese de que existan salidas de evacuación, extintores, que el gas esté en las partes externas y que haya suficiente ventilación. 

Se recomienda verificar que el sitio no se encuentre cerca de quebradas, ríos o piscinas sin tener todas las medidas de seguridad. Las canchas no deben tener huecos, piedras u otros objetos.

Moya hace énfasis en que se garantice el acceso a menores con discapacidad o movilidad reducida, por lo que el sitio debe tener rampas y otras adecuaciones. 

Los baños deben ser seguros y estar visibles a las personas que están a cargo de los menores, pues son estos lugares donde pueden producirse abusos sexuales.

Antes de empezar
° En el momento de la inscripción, se debe preguntar sobre el estado de salud del niño o adolescente (enfermedades que ha tenido hasta la fecha u otras situaciones relacionadas a la salud: medicamentos que usa, recomendaciones del médico y la familia).

Esa información permitirá hacer las adaptaciones correspondientes al realizar las actividades o administrar los refrigerios.

Planificación 
°Es importante que los espacios cuenten con una planificación clara y adecuada. Para eso se recomienda que el personal se reúna todos los días antes de la llegada de los chicos, para organizar las actividades y asumir responsabilidades. Al final, también deben evaluar la jornada.

Además de las actividades físicas y culturales, estos espacios deben fomentar el respeto y tratar temas de Derechos Humanos y resolución de conflictos de manera pacífica. 

Los padres tienen derecho de pedir la planificación y hacer un seguimiento de la misma. 
 

Transporte 
° Los buses que trasladen a los menores deben reunir las mismas condiciones que el transporte escolar. Por lo que el estado de las llantas debe estar en óptimas condiciones, contar con cinturones de seguridad y precautelar que los niños no saquen las extremidades o la cabeza por la ventana. 

Verónica Moya señala que al salir de paseo, los niños deben llegar al punto desde donde fueron recogidos y no dejarlos salir sin sus padres. “Dejarlos, por comodidad, a unos metros de distancia puede hacer la diferencia”.

Personal competente 
°La guía del Consejo de Protección de Derechos especifica que los responsables de los grupos deben estar calificados y contar con una experiencia referencial de campamentos vacacionales o que estén ligados a áreas de educación o sicología. Esto, porque deben canalizar las inquietudes o resolver los conflictos que puedan producirse con los menores.   Verónica Moya recomienda que los grupos tengan un tutor y un acompañante por cada 7 niños.

Es importante que quienes organizan los vacacionales no los vean únicamente como una actividad económica, sino como una actividad que debe garantizar seguridad, alegría y bienestar. 
 

Alimentación saludable
° Los refrigerios tienen que ser saludables y las bebidas no deben llevar colorantes, ni ser gaseosas. Los productos deben ser frescos. Así se evitan intoxicaciones o enfermedades. Los tutores deben aprovechar este momento para fomentar la solidaridad y el compartir. 
 

El diálogo previene
°  Antes de que los niños vayan a un vacacional, los padres deben darse el tiempo de conversar con ellos para prevenir posibles agresiones. “Deben saber que hay caricias buenas y malas”, dice Verónica Moya.  Se tiene que educar a los niños para que ellos reporten cualquier anomalía. “Que todo lo que les pase ahí lo lleven a la casa. Los padres tienen la responsabilidad de mejorar la comunicación”.

Objetivos 
Cursos vacacionales

° Desarrollar relaciones de respeto y buen trato entre todos/as. 

° Estimular la cultura de paz, el respeto a los Derechos Humanos de los demás, la no discriminación, la tolerancia y la solidaridad.

° Promover el ejercicio y exigibilidad de los derechos de la niñez y adolescencia.

°  Incentivar el ejercicio de ciudadanía, liderazgo y participación. 
° Fomentar el desarrollo de un pensamiento autónomo, crítico y creativo.

°  Asegurar el respeto al medio ambiente. 

° Generar confianza y vínculos afectivos para transferirseguridad en los y las participantes, actuar con confianza, y ser parte permanente de un equipo. 

° No se puede permitir ni justificar ninguna forma de violencia, maltrato, discriminación, etc.

Más Noticias De Noticias de Quito

Menos nacionales en el albergue San Juan de Dios

| En lo que va de 2019, se ha recibido a 10.500 personas. Miles han sido venezolanos.

Feria de la seguridad unió a la familia en Carcelén

| La primera feria de la seguridad de la actual administración municipal, denominada ‘Quito Seguro’ se realizó ayer.

Normativas ambientales más estrictas para Quito

| La Secretaría de Ambiente de la capital busca generar normativas más estrictas que permitan la eliminación de plásticos de un solo uso.

‘La construcción del proyecto Vindobona durará seis años’

| Hay un crédito de 63 millones de dólares para la primera etapa. Se busca el financimiento para el resto.

Ecuatoriana explora los mares a bordo del Nautilus

Martes, 20 de agosto de 2019 | | Valeria Tamayo, de raíces ambateñas, es la única latinoamericana en ser parte de la tripulación del Nautilus E/V.

Un edén llamado Pahuma

Jueves, 15 de agosto de 2019 | | La zona cuenta con alrededor de 270 especies de orquídeas. Tres de ellas son endémicas del país.

Comunidad de Yunguilla Vive un turismo integral

Miércoles, 14 de agosto de 2019 | | Alrededor de 220 habitantes son parte de este poblado del noroccidente del Distrito.

Las historias que esconde la ‘planta de las mil maravillas’

Martes, 13 de agosto de 2019 | | La ‘planta sagrada’ aún reposa de forma silvestre en Pomasqui.