¿En quién confiar?

AGO, 17, 2019 | 00:05 - Por ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Roque Rivas Zambrano

Regresaba a su casa después de una fiesta. Era de madrugada y, en las calles de su barrio Azcapotzalco, ubicado en el norte de Ciudad de México, reinaba el silencio. A pocas cuadras de llegar fue interceptada por una patrulla de policías. Se apresuró a tocar el timbre de la primera vivienda que encontró. 

Los uniformados ofrecieron acercarla a su domicilio. Tenía 17 años y fue violada por cuatro oficiales en el interior del auto. Es lo que relató cuando, junto a sus familiares, presentó la denuncia el 3 de agosto de 2019.


Cinco días después, en la misma ciudad, en el Museo Archivo de la Fotografía, un agente de la Policía Bancaria e Industrial fue detenido por abusar sexualmente de una chica de 16 años, en uno de los baños del edificio.

El 10 de julio, cuando aún no se reportaban los casos descritos, dos policías violaron a una mujer de 27 años en situación de calle. La encontraron inhalando “activo” y le dijeron que la presentarían ante el Ministerio Público. Después de subirla a la parte trasera de la patrulla, condujeron hasta un hotel, en el que -sin registrarse, ni pagar- la violaron. Uno de los culpables es procesado por el delito flagrante; el otro, está prófugo de la justicia.  

Lo que tienen en común estas historias es que fueron perpetradas por “profesionales” encargados de velar por la integridad y seguridad de las personas. Este hecho, que ha causado conmoción en México, desató de protestas bajo la consigna: “No me cuidan, me violan”.

Mientras la impunidad hace su parte, los titulares se concentran en hablar sobre cómo las activistas “pintaron” de morado a Jesús Orta, titular de la Secretaría de Seguridad mexicana, apuntando que se trata de un acto de “provocación” a una autoridad que lo único que intentaba era “dialogar con la prensa”. 


salvataje@yahoo.com

COMENTA CON EL AUTOR

salvataje@yahoo.com

Más Noticias De Opinión

Maduro muestra los dientes

00:14 | | Otra vez reina la tensión entre Colombia y Venezuela, por las amenazas vertidas por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro.

El garrotazo

00:12 | | Como todo se llega a saber en esta vida y en tiempos de redes sociales, aún más, es inevitable decir que en los registros de Internet hay la mayor guía audiovisual de lo imaginable y también de lo inimaginable, sobre todo de aquellos disparates de la política criolla, esa que supera el Macondo de García Márquez en la parte circense. 

Un barco al garete

00:10 | | Que el Gobierno de Moreno es un barco al garete poco se duda. Que algunos personajes del círculo cercano manejan su propia agenda y encuestas, para seguir disfrutando del poder, tampoco. Es innegable que el asesor Santiago Cuesta era una piedra en el zapato para muchos de ellos. 

Predecir el futuro

00:08 | | Tome en cuenta que la opinión pública es efímera y cambia permanentemente. Los electores están sujetos a un sinnúmero de estímulos que les hacen cambiar de actitudes durante el proceso electoral.

¿Y lo robado?

00:06 | | La salida en libertad del máximo ex dirigente del fútbol ecuatoriano, sentenciado por lavado de activos y cobro de sobornos, grafica el panorama de impunidad en que se desenvuelven las leyes y el sistema heredado del correísmo.

Ecología integral: el sueño común

00:04 | | En la PUCE de Quito se escucharon los gritos de la madre Tierra dichos desde cada región de Ecuador y  también los susurros y la lucidez poderosa de sus defensores, unidos por el pulmón de los pueblos amazónicos del Planeta.

Feminismo plural e inclusivo

00:02 | | Es necesario identificar caminos e ideas para repolitizar el feminismo y los movimientos sociales en torno a una visión de justicia que se inserte en el día a día a través de la praxis.

COLUMNISTAS