Convento de Santo Domingo recupera su legado bibliográfico

AGO, 26, 2019 |

Más de 33 mil títulos ‘volvieron a la vida’ en el convento de Santo Domingo despues de un minucioso proceso de restauración. La Biblioteca conventual, Fray Ignacio de Quezada, fue entregada al Ministerio de Cultura y al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), tras un trabajo de 6 meses de restauración.

"Desde marzo hemos trabajado por recuperar parte del patrimonio bibliográfico de la ciudad", explicó Ramiro Endara, responsable de la fundación ConservarteEcuador. Esta institución se encargó de la reparacion completa de la biblioteca con el apoyo del INPC y el Ministerio de Cultura.
 

Trabajo
"Cuando llegamos la biblioteca estaba en malas condiciones por el terremoto de abril. Se había abierto el techo, las palomas entraron a anidar y los libros estaban llenos de escombros", contó Endara.

Como parte del proceso de reparación se trabajó por fases en cada uno de los textos, que datan desde los años 1400. "Es una de las bibliotecas más importantes de Sudamérica por su valor histórico". 

Para cumplir con el trabajo se apoyaron en fondos de la Fundación Príncipe Claus, de Holanda, pues según Endara varias de las complicaciones que surgieron en el trayecto de la recuperación de los libros fue el financiamiento. Para el experto en restauración histórica, el esfuerzo valió la pena ya que la información bibliográfica que guardan estas bibliotecas es de incalculable valor, de profunda representatividad histórica – religiosa. 

 
Relevancia 
Dos de las siete biblias políglotas que existen en el mundo se encuentran en este lugar. Están escritas en latín, griego, árabe clásico, arameo, samaritano, caldeo. La Metafísica de Aristoteles y otros títulos de relevancia mundial también se guardan en esta bóveda histórica, lo que refleja variedad en cuanto a contenido bibliográfico. 

Según el Ministerio de Cultura, la biblioteca cuenta con el archivo Vacas Galindo, fuente de investigación histórica; el libro “Coral” del conocido fraile Pedro Bedón hecho en madera y cuero por el mismo sacerdote; así como ejemplares para la formación de los domínicos en Teología, Historia, Sociología, Filosofía, Política, Arquitectura, entre sus publicaciones.

Varios de los libros llegaron por barco desde Europa gracias a la comunidad Dominica, con el arribo de catedráticos que enseñarían en la Universidad Santo Tomás de Aquino, una de las primeras de la ciudad, donde tuvo su origen la Universidad Central del Ecuador. Otros de los textos han sido donados a lo largo de los años. 
 

Nuevas propuestas
Para Gustavo Salazar, experto en investigación literaria, el valor que tienen estas bibliotecas es parte del patrimonio bibliográfico. 

Según el experto, una de las carencias del país en estos temas es la falta de un registro bibliográfico histórico, "que permita conocer lo que tenemos, el conocimiento que hemos almacenado". 

Uno de sus proyectos propone la creacion de un registro histórico desde el siglo XVII. Hasta el momento ha recopilado 200 títulos. 

"Como ciudadanos debemos conocer que existe este conocimiento en el país. Estas bibliotecas deben abrirse al público, aunque sea como museo".

Endara, cuenta que este es el objetivo final con la biblioteca Fray Ignacio de Quezada. Explica que están buscando 30.000 dólares en financiamiento para equipar con cámaras y sistemas de seguridad a la biblioteca para abrirla al público. (ECV) 

Más Noticias De Noticias de Quito

Grand Bazaar Gourmet llega a su séptima edición

| El Grand Bazaar Gourmet cumple su séptima edición. Este proyecto nació como un espacio que impulsa emprendimientos de pequeñas y medianas empresas con propuestas innovadoras.

Leyendas reviven en el Mercado Central

| Estudiantes de la Universidad Central pintaron murales en el mercado, inaugurado en 1952

‘Se debe descentralizar área industrial del casco urbano’

| Elizabeth Paguay, de la EEQ, detalla los proyectos que se desarrollan en la ciudad.

Quito unido para recuperar sus bosques

| La expansión del área residencial y la agricultura no sustentable son las principales causas de deforestación.

COLUMNISTAS