Reorganizan hospitales en Quito para mejorar atención del Covid-19

ABR, 02, 2020 |

Personal. El Pablo Arturo Suárez tiene 915 trabajadores de la salud (Foto cortesía).

El Pablo Arturo Suárez será el principal. Otras especialidades atenderán en distintos centros.

El Pablo Arturo Suárez, ubicado en Cotocollao, en el norte de Quito, ha sido designado como el hospital principal para la atención de pacientes con Covid-19, así se indica en un documento de la Zona 9 del Ministerio de Salud, distribuido a los gerentes de las casas de salud.

Por tal razón, los pacientes clínicos o quirúrgicos (que no están contagiados con coronavirus) y permanezcan en el Pablo Arturo Suárez, serán recibidos en otros centros médicos.

Esta decisión es parte del plan para evitar un mayor número de contagios, así como no colapsar el sistema de salud. Por lo que, los problemas relacionados con apendicitis y vesícula serán derivados al Hospital Enrique Garcés, conocido como ‘Hospital del Sur’.

El Hospital Docente Calderón se concentrará en casos de traumatología y las maternidades Nueva Aurora e Isidro Ayora continuarán con casos gineco obstétricos, al igual que el pediátrico Baca Ortiz, cuya especialidad es la atención a menores.

El Hospital Julio Endara continuará atendiendo casos siquiátricos y el Hospital de Atención Integral del Adulto mayor a los pacientes geriátricos.

Con esta información se espera que la ciudadanía sepa dirigirse a las casas de salud dependiendo de su especialidad.

Unidades de apoyo

Si bien el Pablo Arturo Suárez es el Hospital ‘centinela’ en atención de coronavirus, existen otras unidades de salud que también reciben estos casos, como el Hospital Quito Sur IESS, que cuenta con 150 camas de hospitalización y 20 habitaciones de aislamiento, con presión negativa.

141 especialistas contratará el Pablo Arturo Suárez.El Ministerio de Salud indica que en dicho espacio se podrían ampliar, a un total de 450 camas. El Hospital Eugenio Espejo también se suma, pues cuenta con salas de cuidados intensivos y hospitalización.

César Paz y Miño, director del centro de investigación genética de la UTE, destaca la experiencia del Pablo Arturo Suarez en patologías respiratorias y tuberculosis. Y señala que al enfocarse en atender solo a personas con síntomas respiratorios podría evitar que se desborde el sistema. (AVV)