Se investigará incendio en Yanacocha

AGO, 03, 2020 |

ESFUERZO. Treinta efectivos del Grupo Táctico Forestal del Cuerpo de Bomberos de Quito fueron parte del trabajo para controlar el incidente. (Foto: @BomberosQuito)

El Cuerpo de Bomberos de Quito informó ayer que, tras 10 horas de trabajo, apagaron un incendio forestal registrado en la reserva ecológica Yanacocha, hogar de una rica biodiversidad de flora y fauna. Las causas aún no han sido determinadas y tampoco comunicó de cuánto fue el daño.

Desde las primeras horas, el Cuerpo de Bomberos movilizó 28 efectivos y vehículos especializados para realizar labores de control y sofocación en el lugar. Y activó su helicóptero para realizar un sobrevuelo y coordinar los trabajos de control con el personal en tierra.

El Cuerpo de Bomberos formuló un llamamiento a la comunidad para prevenir y denunciar, de forma inmediata, a quienes provoquen incendios forestales, llamando al 911.

Plan para prevenir incendios

El 24 de julio, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, informó de que un total de 76 "guardaquitos" se sumarán al trabajo del Cuerpo de Bomberos para prevenir incendios forestales.

Los "guardaquitos" son ciudadanos escogidos por los bomberos para que detecten posibles incendios en zonas cercanas a sus viviendas y de inmediato se contacten con los servicios de control.

Según Yunda, la iniciativa forma parte del Plan de Gestión para la Prevención y Respuesta a Incendios Forestales 2020, que desarrolla la Alcaldía junto a el Cuerpo de Bomberos, a fin de sensibilizar a la ciudadanía sobre protección de los ecosistemas naturales que rodean a Quito.

Los vigilantes están distribuidos en 38 áreas susceptibles a incendios en zonas urbanas y rurales, así como en reservas como el Chocó Andino, al noroccidente de Quito o el cerro Casitagua en Pomasqui, entre otros, que por su composición geográfica son propensos a la propagación del fuego. EFE
 

Un espacio mágico

La reserva ecológica Yanacocha, ubicada en la ladera occidental del Volcán Guagua Pichincha, que custodia Quito, comprende una superficie de 964.000 hectáreas de bosques, que protegen una gran biodiversidad de flora y fauna andina, con una altitud que va desde los 2.800 hasta los 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Es el hogar de cientos de colibríes, de las 21 especies que habitan en la zona, entre ellas el zamarrito pechinegro (Eriocnemis nigrivestis), declarado en 2005 por el Municipio de Quito como ave emblemática de la ciudad por ser uno de los colibríes más raros del mundo y del que quedan pocos individuos.

En esta zona, que es el hogar del oso de anteojos, de venados, conejos y de especies que inclusive están en peligro de extinción, también se puede observar una gran variedad de orquídeas y bromelias, según el Ministerio de Turismo.