Una persona lúcida y bondadosa

OCT, 22, 2020 | - Por ROSALIA ARTEAGA

Hay personas lúcidas y bondadosas, cuya ausencia es notoria y cuya visión hará falta, más aún, en momentos complejos como los que vivimos.

Una de esas pérdidas sensibles es la acaecida hace muy escasos días, con el fallecimiento del Padre Pedro Niño Calzada, español y ecuatoriano, miembro de la Compañía de Jesús y creador de IRFEYAL, esta iniciativa destinada a dar  una segunda oportunidad a las personas que no tuvieron acceso a la educación en la niñez y en la adolescencia.

Lo recuerdo apenas llegada a Quito, en mis tareas como Subsecretaria de Cultura, en el año 92; lo conocí siempre animoso y entusiasta, haciendo que la posibilidad de estudiar y graduarse del bachillerato llegara a los diversos confines del Ecuador.

Se basaba en el poder de la radio para llegar con las clases a distancia a lugares incomunicados, a donde no era posible llegar y conseguir profesores que capacitaran a los adultos jóvenes a quienes estaban destinados sus esfuerzos.

Su energía era proverbial, y también, en estos últimos años, su preocupación por saber que su legado debe continuar, proveyendo educación de calidad a los sectores más deprimidos, a los jóvenes que aspiran a culminar sus estudios de educación media, y en muchos casos acceder a la universitaria o para encontrar un trabajo adecuado o una mejora salarial.

El Padre Niño participó, liderando un equipo de gente decidida, en el Concurso que organiza Fundación Fidal y ganó la estatuilla NOUS que simboliza el reconocimiento a los esfuerzos en el ámbito de la educación.

Qué falta hacen personas con su visión para encontrar soluciones a las situaciones en las que la pandemia del coronavirus nos pone ante la disyuntiva de estudios a distancia y de solución a problemas como la conectividad, la capacitación de maestros, la consecución de los dispositivos requeridos.

Hay que insistir en la continuidad del trabajo de IRFEYAL, en el trabajo tesonero de los equipos que formó a lo largo de su vida y que son los indicados para continuar con la labor liberadora de la educación.

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]