Exigen usar mascarilla en autos y los buses siguen a ‘full’

ENE, 27, 2021 |

Reporte. En redes sociales la ciudadanía visibiliza las aglomeraciones del transporte público. (Foto tomada el 16 de enero de 2021: @rickyjaviersp)

Es la única ciudad que especifica esto en su ordenanza; expertos dicen que es ilógico y piden mayor control en el transporte.

Desde abril de 2020, el uso de mascarilla en espacios públicos, a nivel nacional, se convirtió en obligatorio. Cada municipio tiene la potestad de emitir ordenanzas normativas al respecto.

Así, las multas pueden ir desde $40, como en Riobamba; hasta $100, como en Quito, que además tiene regulaciones “extremas”, como señala el doctor Andrés Araujo, quien considera innecesario que existan sanciones para quienes, dentro de autos particulares no utilizan la mascarilla, ya sea solos o en compañía de familiares.

Medida justifica la falta de control 

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, justificó la medida señalando que debido al taxismo informal es difícil establecer si el conductor y los pasajeros son familia o desconocidos.

Araujo dice que durante los controles sería fácil determinar si las personas pertenecen o no a un núcleo familiar. “Te piden la cédula y ya está. Hay una necesidad de poner controles a lo privado mientras en los buses la gente se aglomera”.

Gabriel Arce, servidor público, viaja todos los días en trole, cuenta que “se suben hasta a cantar, a vender sin mascarilla, yo voy todos los días y la verdad da temor”, dice.

Perjudicados

La ciudadanía, en redes sociales, ha expresado su malestar y tanto Araujo como Arce consideran que esta medida debería volver a debatirse, pues existe afectación económica. “Tuve que pagar $100, porque tenía la mascarilla en el mentón, yendo yo solo en mi carro y los agentes no entienden de razones”, comenta Aníbal Vélez, quien entrega a domicilio productos de belleza que su esposa vende, luego de haberse quedado sin trabajo.

Para Araujo es “grave” que el Municipio acepte que no hay control de informales cuando esa fue una de las principales propuestas de campaña de Yunda, quien señalaba que se debía trabajar junto al sector del taxismo para que exista un mejor servicio y así competir con las plataformas digitales.

El epidemiólogo Esteban Ortiz también se ha manifestado sobre esta política de usar mascarilla en el auto particular.  “El auto puede ser el único lugar donde los ciudadanos tengamos la única oportunidad de respirar aire fresco sin mascarilla, se puede elaborar un protocolo muy simple”, detalló en su cuenta de Twitter (@EstebanOrtizDM).

El experto en salud pública, además, detalló que si alguien va solo en el auto podría demostrar que tiene una mascarilla, pero no llevarla puesta. Si es un taxi: mascarilla obligatoria para todos los ocupantes y si es un auto que lleva más de una persona que no sean del grupo familiar: también, mascarilla todos.

Pasa solo en Quito

En ciudades con número similares de habitantes, la medida de usar mascarilla en el auto no particular no rige y, aún así, tienen menos contagios que Quito.

En Guayaquil, donde únicamente se sanciona, según, la Agencia de Tránsito Municipal (ATM), señala que la obligación de llevar mascarilla es solo para conductores y pasajeros de buses y taxis, y que no se sancionará a los conductores de autos particulares o sus acompañantes por no llevar mascarilla.

La multa por no usar mascarilla en espacio público, en la capital, es de $100.Tampoco existe restricción vehicular por placas como en la capital y, sin embargo, hay una diferencia de 53.498 contagios.

Hasta ayer, Pichincha tenía 84.500 casos de Covid-19 confirmados y Guayas 31.002.

En Cuenca y otras ciudades la situación es similar, tampoco se exige el uso de mascarillas en autos. Sin embargo, también existen lugares donde la ordenanza es ambigua.

El uso de mascarilla no es obligatorio para menores de seis años. Es el caso de Santo Domingo, donde se estipula que las personas deben usar mascarilla en las vías, avenidas y carreteras.

Sin embargo, hace varias semanas una persona que iba sola en su carro sin mascarilla fue sancionado. Desde entonces, la ciudadanía ha asumido que hay que hacerlo. (AVV)

Plataformas de transporte

La demanda de servicios de plataformas ha hecho que más de 20.000 personas laboren en éstas.

Durante su campaña, en entrevista con LA HORA, Jorge Yunda, alcalde de Quito, señaló que se realizaría un estudio técnico que determine si se debía o no legalizar las plataformas de transporte. Al momento, de ese tema ya no se ha hablado.

Si el dilema de la ilegalidad “se pusiera en orden”, dice Araujo, sería posible que, al igual que otros taxis, se podría colocar un plástico para evitar el contacto directo con el pasajero.