Participación ciudadana y democracia

FEB, 20, 2018 | - Por La Hora Diario

En el llamado viejo país el máximo organismo electoral estaba integrado, quizá con exceso de minorías, por siete representantes de los partidos más votados. Con el advenimiento de la tal Revolución Ciudadana, con su verborrea y demagogia, convencieron a la población que eso no era democracia y que  era más  integrar el  Tribunal Electoral solo con sus militantes, sus fanáticos y sus agnados y cognados. 

Con esa patente de corso cometieron todos los abusos, aberraciones y fraudes. La utilización y abuso grosero de fondos y medios públicos para sus campañas, descalificaciones y reglamentos a medida de sus limitaciones ideológicas e irrespeto total a todas las limitaciones legales eran quejas permanentes con juramentos de rectificación luego de concluidos los procesos y retornando siempre a lo mismo.  

Altisonantes y sonoros que los presidieron, que mutaron siempre a otras instituciones, se  rasgaban las vestiduras jurando que todo era mejor que en la llamada partidocracia. Este panorama tan tétrico ha llevado en la actualidad a que muchos actores políticos y sociales cuestionen el Proyecto de Ley para nombrar a los nuevos miembros del Consejo de Participación Ciudadana. Estas críticas solo demuestran la desinstitucionalización  total del país pero con frontalidad hay que decir que el camino escogido por el Gobierno sin ser ideal es idóneo  si conlleva  regulaciones que permitan la restauración del tejido social. Hay  que desechar grupos y camarillas electorales y promover  una amplia participación calificada que concluya en un proceso de elección transparente que sea financiado exclusivamente por el Estado, solo  así empezaremos a restaurar los abusos y superar el cinismo de la década robada.


El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios. Séneca (2 AC-65) Filósofo latino. 

No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad. San Agustín (354-430) Obispo y filósofo. 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Un ‘Duque’ para colombia

| Las elecciones del pasado domingo en Colombia dejaron muchos datos para el análisis. Álvaro Uribe Vélez, una vez más, demostró su caudal político y venció absolutamente a todos los líderes que se le opusieron en Colombia (Santos, Petro, Mockus, López, De La Calle, Vargas Lleras, Gaviria, Samper, Londoño y más). Así, para bien o para mal, la cabeza del Centro Democrático se convierte en el político más importante de la historia reciente cafetera.

Pactos

| Un pacto es un acuerdo entre dos o más personas u organizaciones, que obliga a ellas a cumplir condiciones, orientadas hacia un fin común. Los pactos pueden ser de varios tipos, dependiendo de sus características tales como el acuerdo al que se llegó; la forma de lograrlo; con quién se lo hizo; y, a quiénes afecta; destacándose, a mi criterio, los de beneficio colectivo, los antiéticos, y los obscuros.

Después del poder

| Tristes horas esperan a quienes tras permanecer en el poder hicieron y deshicieron del mismo sin importarles de por medio el daño que no solo marcaron en las familias de los agraviados, sino de aquellas heridas incurables que están a flor de piel en la sociedad: divisionismo y luchas de clases, sin lógicas ni fundamentos. Tal vez rodeados de la nube lisonjera olvidaron que uno de los baluartes que mantiene en pie y ha sido pilar del progreso de toda sociedad, ha sido, es y será la justicia, que aunque permanezca maniatada, humillada y en muchas ocasiones violada, más temprano que tarde recupera su ruta, nobleza y esplendor para implantar y hacer valer el principio y el fin de un derecho.

Protección de datos

00:05 | | Hay cosas que no preocupaban a la gente hace dos décadas, hablar de “protección de datos” no tenía significado, pero el sunami tecnológico creó múltiples problemas sociales que requieren análisis y solución.

GALERIA DE VIDEOS

       

COLUMNISTAS