Cambio

DIC, 16, 2018 | - Por Martín Gondra Ezkurdia

Padre Martín Gondra

Estamos en plena opresión romana y herodiana, política y religiosa, César Tiberio, Poncio Pilato, Herodes y Filipo, Anás y Caifás, desde Roma y Jerusalén, encarnan el dominio de un pueblo aplastado y sin esperanza; algunos rebeldes se levantan en armas con grupos pequeños más o menos violentos, pero sin éxito ante la fuerza del Imperio.

Juan, desde el desierto rocoso del Mar Muerto, en la encrucijada de viajeros y caravanas, predica la cercanía de alguien que está por llegar y liberar al pueblo de toda opresión. No hacen falta armas para enfrentarse al enemigo, sino cambio del corazón, ni acumular dinero, sólo compartirlo con el necesitado.

Pide cambiar de mentalidad, sentir malestar interior por el mal hecho o el bien ignorado y practicar justicia por fuera. Eso es preparar el camino al Señor en los creyentes, y al mundo nuevo, en los humanistas de buena voluntad.

Es verdad que la vida tiene imprevistos. A veces los vivimos como una amenaza de nuestra frágil y engañosa seguridad; otras, los deseamos para superar nuestra aburrida y cansina rutina cotidiana. Sabemos que el cambio por el cambio es una falta de identidad, pero esperar un cambio repentino y feliz que arregle todo de repente, es vivir sueños infantiles sin asumir responsabilidades.

Pero si no lo intento, ¿en qué queda lo más genuino de mi humanidad? ¿el anhelo de un futuro mejor, mío y de los otros? No se trata sólo de reciclar restos, reusar el plástico o bajar el consumo de energía; hay algo más profundo que atañe al corazón, el laboratorio de mis actitudes y sentimientos, donde me juego el sentido de mi vida.

Juan nos alerta por dentro. ¿No tienes nada que mejorar en tu vida? Mírate de frente e inténtalo.

gondramartin1@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

gondramartin1@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Neocolonialismo

| El matrimonio es una institución civil destinada a legalizar la procreación y el régimen de bienes entre los contrayentes: hombre y mujer.

Cárceles

| La prisión como castigo fue usada desde tiempos antiguos, aparece en el siglo XVI en Ámsterdam, Inglaterra.

Por acciones prontas y radicales

00:15 | | Dos manifestaciones desafiantes, por su nivel de violencia, están en el escenario público como muros infranqueables para las autoridades.

¿Seguimos fingiendo?

00:10 | | Desde el inicio, la gestión del presidente Lenín Moreno se basaba en fingir. Fingir que nadie en su gobierno había sido correísta.

Zamora: 25 años

00:05 | | Tiene la edad de Cristo y en los últimos 25 años, su vida ha estado dedicada al canto lírico, popular, folclórico. Instrumentista múltiple y compositor, su ciudad natal es la base de operaciones de su formación y de su proyección como artista y maestro.