Gimnasios, a un paso de la quiebra

JUL, 13, 2020 |

Postura. Los propietarios de gimnasios piden que se les permita trabajar con semáforo amarillo.

Dueños piden que se los deje abrir sus negocios en semáforo amarillo.

Los propietarios de los gimnasios en Santo Domingo están preocupados porque todavía no reciben la autorización para retomar sus actividades. Han transcurrido más de 110 días desde que cerraron las puertas por la emergencia sanitaria, periodo en el que no han generado recursos económicos para la manutención de sus respectivas familias.

El COE Nacional los había ubicado en la fase 3, en conjunto con cines, bares, discotecas y centros de tolerancia. Esto motivó el rechazo del gremio, cuyos integrantes protagonizaron marchas y plantones para exigir que se los recategoricen.

Jonathan Moreira es propietario de dos gimnasios e indica que están muy preocupados por no trabajar. “El 30% a nivel del país han cerrado sus puertas porque no hay posibilidad para mantener el negocio. En Santo Domingo éramos 42 y ahora solo quedamos 29”.
 

Resultados

Las luchas constantes en Quito dieron resultados positivos porque ya están situados en fase 1. Sin embargo; tendrían autorización para trabajar únicamente en semáforo verde “sabemos que eso va a demorar y por eso hemos mantenido reuniones para que nos autoricen abrir en color amarillo”, expresó Moreira.

La reapertura se oficializaría en los siguientes días. Los representantes de gimnasios trabajan en conjunto a la Federación Ecuatoriana de Físico Culturismo y Levantamiento de Potencia (Fificulp).El fisicoculturista resalta que a través de los entrenamientos en los  gimnasios, la gente no solo mejora el estado físico, sino también la salud y la parte emocional. Con ese objetivo diseñaron un plan de contingencia que es evaluado por el COE Nacional, donde se determinan todas las normas de bioseguridad, un aforo máximo del 30% y otros puntos de importancia para evitar contagios en estos espacios. (JD)