Secciones   /   Policial

El último operativo del Sargento Pilco

ENE, 15, 2021 |

Dolor. Familiares y compañeros lloran la muerte de Aladino Pilco.

El gendarme fue acribillado por antisociales que se movilizaban en una camioneta, aparentemente robada.

El sonar de las trompetas anunciaron el ingreso de la carroza que transportaba el cadáver de Aladino Alonso Pilco al Comando de Policía de la Subzona Santo Domingo de los Tsáchilas, donde fue recibido por altos mandos de la institución y demás compañeros de profesión.

Durante este acto nostálgico cambió la camaradería que distingue a los uniformados, pues; esta vez sus rostros reflejaban dolor e impotencia por perder a uno de los suyos.

En su trabajo

Pilco, miembro activo de la Policía Nacional, fue asesinado mientras participaba en un operativo de rutina que se desarrollaba en el sector Achiote, en la vía Pedernales-El Carmen, provincia de Manabí.

El suceso ocurrió la madrugada de ayer, aproximadamente a las 01:30. El fallecido y otro compañero pararon la marcha de una camioneta, cuyos ocupantes los recibieron a tiros porque serían integrantes de una organización delictiva y horas antes habrían cometido un robo en la jurisdicción del cantón Jama.

Todavía no se oficializa cuántos impactos de bala recibió el fallecido, pero una de ellas entró por el área de la espalda. El cadáver quedó tendido sobre la calzada de la vía hasta que se ejecute el levantamiento y posterior traslado hasta el Centro Forense de Santo Domingo.

Metros más adelante se encontraba el policía Marlon C., quien se salvó de morir gracias a que los proyectiles fueron bloqueados por el chaleco antibalas. Sin embargo; fue ingresado a una casa de salud para garantizar su recuperación.

Trabajo. La víctima tenía 23 años en la Policía Nacional.

Balacera

Se presume que los uniformados repelieron el ataque, pero finalmente fueron sometidos. En el cruce de balas hirieron a uno de los antisociales, quienes se sustrajeron las armas de dotación y huyeron del sitio.

Sin embargo; no tuvieron tanta suerte por que en el sector de Chibunga sufrieron un accidente de tránsito. Cuatro de los sospechosos se internaron por las zonas finqueras, no así el disparado; quien murió en el interior de la camioneta que dejaron abandonada sobre la vía.

Despedida

Una capilla ardiente se levantó en las instalaciones del Comando de la Subzona Santo Domingo de los Tsáchilas. Al lugar arribó el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, con el objetivo de solidarizarse con los familiares y anunciarles que pondrán todos los esfuerzos para capturar a los responsables de este asesinato.

El féretro fue cobijado por una bandera tricolor y encima se ubicó el gorro de policía. En los costados, varios uniformados con traje de parada y fusil, honores con los que se despiden a los héroes que caen en el servicio de sus funciones.

Resultado. Bayardo A., es uno de los sospechosos aprehendidos.

Pronunciamientos

Ramiro Ortega, director nacional de investigaciones de la Policía, dijo que en la camioneta se trasladaban cuatro varones y una mujer. “Intempestivamente descienden, sacan a relucir armas de fuego y agreden mortalmente al personal policial. Estos delincuentes toman las armas de los servidores y abandonan el lugar”.

Fausto Buenaño, jefe de la Zona 4, reveló que en el balde la camioneta se encontraron CPU, teclados y monitores. “Se sabe que habían sido robados en una unidad educativa en el sector de Jama. Por eso se ponen violentos y agresivos, porque andaban en actos ilegales”.

Allanamiento y detenido

Un fuerte contingente policial, entre ellos agentes de diferentes unidades de investigación, se movilizaron al recinto San Pablo del Chila (vía San Jacinto del Búa) en Santo Domingo de los Tsáchilas, para neutralizar a uno de los sospechosos.

Bayardo A., es la identidad del primer detenido, quien fue puesto a órdenes de las autoridades judiciales.  Fausto Olivo, jefe nacional de Dinased, señaló que este sujeto había salido de su vivienda hacia un cyber para registrar una denuncia por pérdida de documentos y despistar a los uniformados, sin embargo; su estrategia no funcionó.

Honores. Altos mandos trasladaron el féretro a la capilla ardiente que se levantó en el Comando.

Trayectoria

Aladino Pilco tenía 46 años de vida y 23 de servicio, portando el grado de sargento primero. Él deja dos hijos en la orfandad, además; residía en la lotización Echanique Cueva, de Santo Domingo, lugar en el que son velados sus restos mortales y hoy será sepultado en el cementerio de la Juan Eulogio. 

Hasta el cierre de esta edición no se confirmaba la identidad del antisocial abatido.    
Representantes de la Policía Nacional aseguraron que las armas no han sido recuperadas y que se investiga si la camioneta era robada.
En el operativo participó DGI, Dinased, Uidam, Sicprobac, PJ y eje preventivo.