Cambia la forma de reclamar

FEB, 25, 2021 | - Por ORLANDO AMORES TERÁN

Dios existe, pero el dominio del diablo está en la Tierra. Si no cambiamos la forma de reclamar; seguiremos protestando, sin eficacia. Pasó en Venezuela, sucede en Argentina, los mandatarios ni se inmutaron; los respalda una narco fuerza pública, moralmente corrompida, cómoda, de estómagos agradecidos, cobarde, antipatria. Debemos luchar contra la ignominia narco-comunista, atea, expropiadora. Combatir su cinismo, el oportunismo y la ignorancia servil que promueve. Hay que hacerle entender a la gente que un presidente, diputado, funcionario, es un sirviente del Estado. Nosotros lo elegimos. No puede él hacer lo que le da la gana, ni nosotros permitirlo. Por no actuar conforme a este concepto, hemos soportado canallas, rateros, corruptos, abusivos cobardes, como el innombrable y su banda criminal que creen que ganar una elección les hace dueños del Estado. La autoridad de todo sujeto que llega a presidir un régimen, radica en el pueblo. Debemos aprender civismo, no servilismo, ni esbirrismo, ante el poder; puesto que nosotros los hemos delegado como presidente o diputado, con nuestro voto. Por eso tenemos los mamarrachos y crápulas que hemos visto transitar por el servicio público, porque les permitimos que hagan lo que quieren. A este respecto Juan Montalvo escribió: "Sed de sangre y de dinero, vanidad insensata, son los móviles con que muchas veces la fortuna saca de la nada a los más ruines y los dispara hacia la cumbre, como quien hace fisga de los hombres de mérito. "Debemos entender que todo funcionario público de elección popular o designación, es un sirviente del Estado, un servidor público, un huiñachishca estatal. Cuando el pueblo haga respetar estos conceptos, tendremos "mandatarios" en las funciones del Estado: eficientes, eficaces, respetuosos, honestos, serviciales; porque nosotros somos los mandantes y debemos revocar nuestro mandato, cuando no cumplan nuestras exigencias, siempre que estén orientadas al bien común, por sobre intereses particulares. ¡Primero mi Patria!

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec