¡Que horror…!

JUL, 18, 2018 | - Por Jaime López

Jaime López

Solo los obsesivos dogmáticos y fanáticos fundamentalistas pueden negar lo que en la década perdida le hicieron a la administración ecuatoriana, el líder y sus secuaces, imaginando el inicio de un socialismo estatal que debía encargarse de todo, por supuesto empezando por la eliminación de los derechos y libertades de aquellos ciudadanos que discrepaban del proceso y se oponían a llamarlo revolucionario y combatirlos con juicios y prisiones previamente ordenadas que imponía el juzgador. Atomizar la estructura del Estado multiplicando ministerios, secretarías, direcciones, con denominaciones cuyas siglas muy pocos saben a que institución corresponden, contratar a miles de empleados, sin nombramientos, cubiertos de amenazas si no obedecían lo que ordenaba el jefe, y pagarles salarios luego de su asistencia a las sabatinas y concentraciones, porque la mayoría de ellos, en sus labores diarias, no podían descifrar los caminos por donde debían circular los proyectos, las contrataciones, la ejecución de obras, si de mano en mano iban borrándose con la fabricación de la telaraña en donde la corrupción cual araña de mil colores, no dejaba pruebas. Pasó más de un año y el Presidente elegido pronunció una especie de Yo acuso, encontró un escudo en la consulta popular y desde entonces solo el Consejo de Participación Ciudadana transitorio ha realizado algo de lo que el ecuatoriano esperaba. Pero lo que ahora se anhela es la resolución de tres casos, de muchos que esperan también la resolución, que no pueden permanecer en la irresponsable demora porque implican descubrir oficialmente al que se le debe acusar oficialmente. Pero en nuestro país y en muchos otros, se sabe que cuando no se quiere resolver lo que corresponde, se exclama disfrazando la incapacidad y porqué no la cobardía: “que se nombre una comisión” para que se encargue del caso. Los ecuatorianos merecen algo más que la conformación de un grupo de ciudadanos que “nos den pensando” y que ofendan como ahora cuando una de aquellas comisiones ha empezado a desgranarse, y en la otra se piense en citar nuevamente al perito argentino Roberto Meza, seguramente para que les diga lo que todo el mundo sabe. Francamente, ¡que horror! ¡La memoria del General Gabela está más allá de una incapaz burrocracia!

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

‘Bomba’ a punto de estallar

00:20 | | La decisión del gobierno correísta de dar asilo a Julian Assange en la Embajada en Londres tuvo un error básico de cálculo: no valoró nunca, ni siquiera imaginó,  su controvertida, conflictiva, anómala y hasta patológica conducta.

De venganzas y devengantes

00:15 | | La formación continua forma parte de la vida de los médicos. La propia naturaleza de la profesión, los adelantos tecnológicos o científicos, hacen imprescindible optar por una especialidad.

Somos más de 17 millones

00:10 | | En China, hasta hace muy poco, se penalizaba cuando una pareja tenía más de un niño.

Réplica

00:05 | | Ante el tergiversados, infundado, malintencionado y descontextualizado comentario (‘Pobres médicos’, 11 de octubre de 2018) de autoría de Pablo Izquierdo Pinos.

GALERIA DE VIDEOS