Secciones   /   Policial

Encuentran un cadáver en la vereda de la ciudadela Ferroviaria

NOV, 09, 2018 |

PROCEDIMIENTO. Miembros de diferentes unidades de la Policía Nacional asistieron al lugar.

Entre la ropa del fallecido no tenía ningún documento para conocer su identidad.

Un hombre de aproximadamente 50 años fue encontrado muerto en la vereda de las calles Antisana y Carihuayrazo, de la ciudadela Ferroviaria.

El hecho sucedió la mañana de ayer pasadas las 05:00, cerca del mercado La Dolorosa, sector del estadio Bellavista. Fueron los habitantes de este sector quienes alertaron del particular al ECU 911.

Procedimiento

Varios policías impidieron el paso de las personas, hasta que los uniformados de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) y Criminalística realicen las debidas pericias.

Los uniformados en la revisión externa del cuerpo descubrieron que el hombre tenía raspones en la cara y brazos, por lo que presumieron que se habría caído.

El subteniente Andrés Rosero, jefe operativo, mencionó que fueron notificados de este deceso aproximadamente a las 05:20. “Luego de que los galenos del Ministerio de Salud Pública (MSP) comprobaron la muerte nos comunicaron para el levantamiento del cadáver”, aseguró Rosero.

Según el uniformado se conjetura que la muerte se debería a un infarto, ya que según información recabada por los paramédicos, el afectado sufría de ataques epilépticos desde hace algún tiempo.

“El hombre ya habría sido atendido a las 02:00 de la madrugada por los representantes del MSP y luego de tres horas se dio el deceso”, finalizó Rosero.

Personal de Criminalística recabó las huellas digitales del occiso con el fin de comprobar en el sistema y dar con su identificación.

Cerca de las 06:30 fue levantado el cuerpo y puesto en la ambulancia de Medicina Legal para su traslado hasta el Centro de Investigaciones Forenses de Ambato.

Moradores

Los habitantes del sector coincidieron en decir que la víctima es una de las personas que llegaban al sector en estado etílico.

“Son ‘chumados’ que llegan desde la plaza de Carrizos y se sientan en la puerta de mi casa, los policías motorizados les retiran de este sitio, pero regresan a los pocos minutos”, dijo Rodrigo Solís, propietario del inmueble.

Solís, además, solicitó más control de la Policía, ya que en ocasiones existen peleas entre las personas en estado etílico.

Hasta la tarde de ayer al Centro de Investigaciones Forenses nadie se acercó a averiguar sobre el fallecido, por lo que sigue como persona no identificada. (EV)