¿Por qué importa la Corte Constitucional?

DIC, 16, 2018 | 00:14 - Por Víctor Cabezas

¿Qué es la Constitución? ¿Por qué nos debe importar? Cuando se organiza un Estado se necesitan reglas para que el poder se controle y, sobre todo, para que los ciudadanos podamos hacer frente a esas enormes potestades que se les entregan a los funcionarios públicos. La Constitución, entonces, es el documento donde encontramos dos cuestiones básicas: los límites del poder y los derechos fundamentales de los ciudadanos. 


No es algo menor, pues al final del día nos permite defender los valores esenciales del ser humano: la vida, la integridad, la libertad de expresión, el trabajo, etc. En efecto, la Constitución, más allá de ser un texto jurídico del que solo hablan los abogados, es trascendental para todos los ecuatorianos, porque contiene nuestros derechos fundamentales y establece los límites del gran poder del Estado. 


Tenemos la Constitución, derechos y reglas sobre cómo limitar el poder. ¿Cómo hacemos para que esa letra pase del papel a la realidad? La Corte Constitucional es el órgano autorizado para interpretar y aplicar nuestros derechos. Son los jueces constitucionales quienes determinan hasta dónde llega la libertad de expresión, de asociación, cuál es el alcance y contenido de cuestiones abstractas como la dignidad, hasta qué punto el Estado puede intervenir en decisiones personales como la orientación sexual o la eutanasia, etc.


Esas preguntas son resueltas por la Corte Constitucional, quien tiene un trabajo tan sencillo como trascendental: garantizar nuestros derechos fundamentales e interpretar cuál es su definición, su alcance hasta dónde llegan, en definitiva, hasta qué punto pueden llegar las libertades del ser humano. A eso, nomás, deberán dedicarse los nuevos jueces que están a punto de ser nombrados.  


vdcabezas@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

vdcabezas@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Una novela

| Los “best seller”, son aquellos libros que se venden de manera explosiva y que se “lanzan” simultáneamente en muchos idiomas, aquellas obras que responden a un planificado efecto de costoso mercadeo y millonarias tiradas para ser los “mejor vendidos”.

Venezuela sin rumbo

| Los últimos veinte años del hermano país venezolano inmerso en el chavismo con el denominado socialismo del siglo XXI que, de socialismo como hemos podido demostrar no han tenido nada, peor aún sus principios ideológicos; más allá, de la amistad que estos países hicieron con la Cuba Revolucionaria de los años 50’ y que hoy, por el devenir de los tiempos, las circunstancias han cambiado.

Desideologizando la política exterior

00:15 | | La política exterior y el afán de abrir nuevos mercados con el propósito de dinamizar nuestra economía se expresa con la participación de Ecuador en el Foro Económico Mundial de Davos.

Improvisación que mata

00:10 | | Es por lo menos bochornoso el nivel del manejo institucional y comunicacional de este Gobierno.

Fin a privilegios

00:05 | | La persona ungida de asambleísta tiene elevadas misiones que cumplir desde el Parlamento Nacional.