Sucesos y pesares

MAY, 22, 2019 | - Por Jaime López

Jaime López

Acostumbrados como estamos a digerir diariamente el ‘arroz verde’ y la impunidad de los corruptos identificados, también ocurren sucesos que hay que relievarlos como si fueran medicinas para calmar las angustias e iras contenidas, entre ellos el anuncio de algunos elegidos para las alcaldías que piensan compartir su sueldo y realizar actividades que no están contempladas en sus presupuestos institucionales, en beneficio de quienes los eligieron pensando que eran los mejores, y limitar además el uso de vehículos oficiales a los concejales, lo que es correcto. También ocurre que a veces el WhatsApp, elemento que conforma la dictadura del celular, te transmite intervenciones orales, que levantan el ánimo y reafirman el espíritu, como la del adolescente Julián Peñaherrera Lerena, de origen ambateño, quien en la posesión de un alcalde en Manabí le ha dicho al país verdades que nos deben provocar dolores a todos, que es hora de actuar frente a la corrupción, que es preciso unirnos para castigar. Dicho esto en un reducto todavía correísta, es enseñarnos como debe actuar un ecuatoriano, es decirnos que la cobardía debe ser superada para rescatar como se debe la memoria del General Gabela, el secuestro de Balda, la insolencia de haber traficado con la nacionalidad para declarar ciudadano residente en Chaupicruz al australiano que, al menos, está encarcelado por acción de los ingleses ya que nuestra diplomacia no hizo nada. Lo que en forma lamentable la brillante periodista Janeth Hinojosa no consiguió que la Presidenta de la ONU le dijera eso al país, en la entrevista que se transmitió desde Chad, o se propuso no conseguirla, para no arrugar la invitación que la Sra. Espinoza le hizo, dejándole a esta Presidenta navegar en el lenguaje rebuscado y mediático respondiendo a sus preguntas llanas y superficiales. La televisora y la Sra. Janeth nos dieron un mal predicamento. Que en forma también lamentable y coincidente algunos cobardes hicieron cuando se juntaron como los borregos que son para insultarle al Dr. Trujillo, vomitando sus entrañas llenas de sánduches sabatinos, teniendo como espectadores a muchos ciudadanos que nada hicieron y se han convertido en cómplices por omisión de un verdadero asesinato al Dr. Trujillo.

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

Música sublime

| Auténticos ejemplares humanos de espléndida estirpe musical, viven y se desviven por hacer conocer la música auténtica, fuera de toda vulgaridad horrorosa ignorando la calidad de la interpretación.

Institucionalidad

| Agosto es un mes en el que las noticias pasan desapercibidas, la vida corre más lenta y nos dedicamos a procrastinar con gusto y sin culpa.

Obras son amores..

| Dice el refrán “Obras son amores, y no buenas razones” y significa que las buenas palabras deben ir siempre acompañadas de hechos porque si no se quedan simplemente en promesas.

Una revolución con precio

00:40 | | Según John Bolton, el asesor de seguridad del presidente Donald Trump, allegados a Nicolás Maduro han discutido con Estados Unidos su “salida” como presidente de Venezuela.

El peligro es que regresen

00:35 | | Son más diferencias que similitudes, pero se encendieron las alarmas en el Ecuador.

Ladrones a tiempo completo

00:30 | | Hay que comenzar a llamar las cosas por su nombre. Ladrones son quienes han desfalcado el Estado sin ningún pudor.

La corona, símbolo vacío

00:25 | | El cierre de reinados en algunas capitales de provincia, lleva a repensar y cuestionarse las tradiciones, como piezas de museo.

Chats que incendian

00:20 | | La comunicación telefónica entre jerarcas del correato, revelada por Fiscalía, reafirma las prácticas corruptas, enredos mafiosos y angustias por imponer la costumbre de convivir en impunidad.

¿Con qué plata?

00:15 | | Hay tres ámbitos fundamentales que no admiten negociación alguna: la salud, la educación y la información; pero, quizá por tratarse de la vida humana.

Actriz de Manuela Sáenz, homenajeada en Guayaquil

00:10 | | La serie Simón Bolívar narra la cotidianidad de su vida en la hacienda San Mateo (Venezuela), su matrimonio con María Teresa del Toro (Madrid).

Violencias

00:05 | | E. había salido a tomar unas cervezas. A la medianoche pidió un taxi, se bajó cerca de su casa y, un rato después, perdió el conocimiento. A la mañana siguiente.

COLUMNISTAS